Consejos para ahorrar energía en casa

Disminuir el presupuesto familiar es un objetivo frecuente en nuestros hogares. Este ahorro intentamos tenerlo en todos los aspectos pero especialmente en los recibos de suministros. Siendo así, es normal que tomemos medidas para lograr esta meta de ahorrar, y tener dinero para darnos gustos como viajar, por ejemplo.

A continuación podéis encontrar unos consejos para ahorrar energía en casa con lo que además de ahorrar dinero, favoreceremos el medioambiente.

Revisar cómo es el suministro de energía

Es una buena idea revisar cómo suministramos energía a nuestras casas y plantearnos cambiar a una manera más eficiente. En este punto pondremos la lupa en la caldera, bien sea que queramos cambiarla o comprar una caldera para una casa nueva. Si estáis pensado en cambiar la caldera de gas, en la web de OscaGas, expertos en la instalación de calderas, encontraréis toda la información que necesitáis.

Cambiar una caldera de gasóleo a una de gas natural es una buena decisión para ahorrar energía y emisiones porque el gas natural es menos contaminante. Por otra parte y pensando en el ahorro de dinero, el gas natural generalmente tiene precios más estables que el gasóleo con lo cual será más fácil controlar el presupuesto familiar.

Además, con el gas natural disfrutamos de un servicio continuo, sin interrupciones, mientras que el gasóleo es suministrado bajo pedido, lo que puede generar situaciones incómodas si el servicio no llega a tiempo. Cambiar la caldera de gasóleo a una de gas natural es una buena estrategia para ahorrar energía en casa, ya que podremos tener un suministro más controlable para la calefacción, la cocina y el agua caliente sanitaria.

Para ahorrar energía en casa busca la asesoría de expertos

Si creemos que en nuestra casa hace más frío que lo normal y vemos que hay humedades en las paredes, probablemente tengamos fugas de calor (o de frío en verano). Estos “escapes” de temperatura ocurren en varios sitios de la casa como las juntas de las ventanas, puertas y techo. Pero es un experto en estas mediciones quien puede señalarnos con exactitud dónde se ubican las fugas.

Posteriormente podremos remediarlo sellando estos “agujeros” por donde perdemos frío o calor con el consecuente despilfarro de energía.

Asegurar un aislamiento apropiado disminuye el consumo de energía

Podemos tener la garantía de que en una casa bien aislada se consumirá menos y nos ayudará a ahorrar energía en casa, y también a reducir los gastos. Si el caso es muy grave, es mejor dejarlo en manos de expertos. La idea sería sellar los puntos críticos como juntas entre paredes y ventanas, también el cajón de las persianas, extractores y otros conductos de ventilación.

Además de evitar fugas por las puertas y las ventanas también estas últimas deben ser de buena calidad, al menos de doble acristalamiento. Por su parte, las paredes también deber tener un buen aislamiento añadido en su interior, tal como lo exige la normativa.

Disminuir la temperatura del calentador y utilizar radiadores programables

Por un lado, si disminuimos la temperatura media del calentador notaremos un ahorro de energía. Basta con dejarla en 40 grados y no en 60, para ducharnos y lavar los platos.

Por otro lado, la ventaja de radiadores (o cualquier otro sistema de calefacción) programables es que podemos controlar las horas del día en las que deseamos que la calefacción se encienda y la temperatura en la que debe mantenerse. Esto es especialmente práctico para tener la casa templada al volver del trabajo ­cuando lo hemos programado anteriormente.

Adicionalmente, evitaremos tener la calefacción encendida cuando estamos ausentes por muchas horas al día. Este uso más eficiente de los radiadores nos permitirá ahorrar energía en casa y mejorar nuestras finanzas familiares.

[vivafbcomment]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *