Uñas decoradas al agua

Presume de uñas de colores decoradas con agua

La clave de esta modalidad de estilismo de uñas está en echarle mucha imaginación. El proceso es sencillo y se puede realizar de muchas maneras. Ésta es una de las más comunes:

En primer lugar pinta la uña con una base de esmalte blanco. No es que sea obligatorio, pero te facilitará mucho las cosas, sobre todo si estás empezando. El diseño que imprimas con posterioridad a la uña quedará mejor adherido y resaltarán los colores.

En un recipiente con agua fría diluye una gotita del color o colores que quieras utilizar. Con un palillo dibuja sobre esa combinación de esmaltes la figura que quieras trasladar a tu uña. Utiliza agua fría porque de esta manera el diseño se solidificará más rápido cuando lo imprimas en la uña.

Con un poco de cinta cubre bien la piel alrededor de la uña y deja ésta al descubierto. De esta manera podrás colocar o sumergir tu uña sobre el diseño que hayas realizado en el recipiente con agua y hacer que el esmalte quede adherido a la superficie.

Para un acabado perfecto, cuando el diseño se haya secado aplica una capa de brillo sobre él.

Consejos para que tus uñas aguanten más tiempo decoradas

Una de las cosas que más suele preocupar a las chicas a la hora de decorar sus uñas es si los resultados obtenidos van a ser duraderos. Obviamente todas queremos amortizar al máximo esa inversión en tiempo y dinero, algo que es posible con unos sencillos tips.

En climas fríos no olvides salir siempre de casa con guantes. Asimismo, utiliza guantes de plástico a la hora de fregar o si vas a manipular químicos.

En el momento de lavar el pelo procurando utilizar únicamente las yemas de los dedos. Le irá mejor a tus uñas y a tu cuero cabelludo.

Aplica protector solar también sobre las uñas cuando vayas a pasar muchas horas expuesta a los rayos UV.

Invierte en productos de calidad. Las propiedades de los productos de la base, las capas y los brillos que apliques serán las que determinen la durabilidad de tus uñas decoradas.