Terapia con mandalas ¿Lo habías escuchado antes?

Verás en muchas tiendas cuadros de mandalas, cuadernos de dibujos para colorear o que muchas escuelas de yoga los utilizan. Pero, ¿qué son los mandalas y para qué sirven? ¿En serio existen mandalas terapéuticos? ¡Prepárate para descubrirlo!

¿Qué son los mandalas?

Antes que nada, tienes que aprender que son los mandalas. Tienen diferentes formas y colores, y cada uno puede hacer uno personal. Pero el origen de estos es un simbolismo hinduista.

La palabra Mandala es una palabra sánscrita que tiene diferentes significados. Pero el principal es que se trata de un círculo o totalidad. Los símbolos que se ven dibujados dentro del círculo sirven para representa el macrocosmos y el microcosmos. También hay que entiende los mandalas como una representación de un diagrama cosmológico.

que son los mandalas

¿Qué uso tiene?

Es bastante complicado definir para qué sirven los mandalas, dado que cada persona le puede dar un uso diferente. Ambos son usados en el hinduismo y el budismo, pero la perspectiva de cada religión con respecto a este es bastante diferente. No obstante, coinciden en que el mandala es una herramienta para meditar, así como para encontrar el verdadero yo, representado por el lado espiritual de cada persona.

que uso tiene el mandala

Cristianismo, musulmán… muchas personas que pertenecen a otras creencias y religiones suelen utilizar este objeto. Para algunos se convierte en un objeto decorativo, para otros forma parte de un ritual y otros los tienen como amuletos.
Las personas de otras creencias y religiones también suelen utilizarlos, aunque sean de origen hindú y sean usados principalmente dentro de budismo e hinduismo. Los utilizan como decoración, como parte de diversos rituales, o como amuletos.

significado de los mandalas

No obstante, si tuviéramos que darle un significado particular podría ser:

Elemento para representar los chakras: Usualmente se utilizan para representar los siete chakras.

Accesorio para meditar: En los estilos orientales de yoga se suelen utilizar mandalas para ayudar a la gente a concentrarse y prestar atención. Supuestamente, una simple observación de un mandala durante un determinado tiempo puede relajar el cuerpo y la mente. Por ello, no es raro que se usen los mandalas como terapia.

Puede ser un mapa cósmico: Algunos ven un poco más allá. Se han hecho muchos estudios de que los mandalas tienen función terapéutica, pero algunos lo consideran un mapa del cosmos. Esto se debe a que cada figura, color, número o posición de cada elemento dentro del mandala tiene un significado.

Medio de concentración: Un mandala no solo sirve para meditar. También es utilizado para ayudar a la gente a concentrarse. De hecho, hay muchas terapias de mandalas en adultos con problemas para desconectar de su entorno en el que se usan los mandalas.

para que sirve un mandala

¿Cuáles son los beneficios más comunes de los mándalas?

Ya sin utilizar mandalas terapéuticos como tal, el mero hecho de tener uno cerca puede ser muy beneficioso para la salud, ya que:

  • Ayuda a entrar en un estado de meditación.
  • Libera el estrés.
  • Permite una autocuración, tanto física como mental.
  • Mejora la concentración.
  • Potencia, de manera activa, la creatividad.
  • Permite indagar en el interior de uno mismo, favoreciendo el autoconocimiento.

Los mandalas como terapia

Debido a la gran fama que han adquirido las propiedades terapéuticas de los mandalas, en los últimos años se han ido incorporando a diferentes campos. Para empezar, es preferible para muchos, ya que es una terapia sencilla, económica y traslada las habilidades del paciente a una vertiente creativa y artística.

Los usos terapéuticos de los mandalas se centran en la capacidad que se produce al entrar en un estado de meditación, lo que ayuda a conseguir un estado de relajación para el cuerpo y la mente. Por otro lado, el paciente está realizando una actividad lúdica y creativa, en la que mantiene su mente ocupada.

Para algunos, puede bastar simplemente con mirar un dibujo de mandalas. No obstante, para aprovechar los beneficios terapéuticos de los mandalas hay que ir algo más allá.

mandala uso terapeutico

¿En qué consiste la terapia con mandalas?

Crear un estado de quietud mental y relajación. Esto sería el resumen del uso de los mandalas terapéuticos. Esto se obtiene al tener la mente centrada en una actividad que es monótona, pero muy agradable.

El paciente es introducido en un estado de meditación profunda, que conecta el subconsciente con el lado derecho del cerebro. De este modo, todos los bloqueos internos leves, que pueden limitar el día a día, son eliminados. Además, ayuda a deshacerse del estrés diario.

¿Cómo ayuda la terapia con mandalas?

¿Qué se puede conseguir al usar mandalas como acción terapéutica? En ocasiones, mucho más que decenas de sesiones:

  • Las personas que precisan de algo intermedio logran un espacio de tranquilidad, que les permite estar activos.
  • Aquellos que tienen un carácter nervioso encuentran una forma de relajarse y concentrarse en una sola cosa.
  • Las terapias con mandalas han demostrado que pueden ayudar a sosegar la mente, por lo que es perfecto para personas con ansiedad.
  • Los que buscan una actividad lúdica y creativa, suelen recurrir a los mandalas, porque explota su desea de hacer cosas nuevas.
  • Una persona con pensamientos negativos recurrentes puede bloquearlos al recurrir a los mandalas.
  • Permite encontrar la paz interior, mientras se están dibujando u observando.

mandalas como terapia

¿Cómo se utilizan los mandalas como terapia?

Para su uso no es necesario acudir a un especialista. Cualquier persona puede buscar mandalas terapéuticos para imprimir y colorearlos en su casa. También puede comprar alguna ilustración, pero si se quiere aprovechar al máximo los efectos terapéuticos de los mandalas, hay que colorearlos uno mismo.

Los dibujos de los mandalas terapéuticos para pintar pueden ser muy variados. No tienen por qué ser una representación exacta del hinduismo o budismo. De hecho, hay dibujos de mandalas para colorear que representan la Navidad, Halloween… e incluso de las series de dibujos más populares para los niños.

Hay que tener en cuenta que en un mandala están representados los 7 chacras, y a cada uno se le asocia un color:

El rojo representa el primer chacra, el cual representa el amor, la pasión, sensualidad, fuerza, resistencia… pero también la impulsividad, la ira y el odio. Este chacra permite incrementar la confianza y seguridad, así como controlar la agresividad y evitar querer tener un dominio sobre los demás. En terreno físico, proyecta energía a la parte interior del cuerpo, suministrado fuerza a los órganos reproductores.

El naranja, que representa el segundo chakra, representa la energía, el optimismo, la ambición y actividad. Pero también sirve para representa el afán de prestigio y frivolidad. Sirve para incrementar la autoestima, ayudar a enfrentarse a los retos y enseña a utilizar los éxitos y fracasos como experiencias.

El amarillo es usado para el tercer chacra. Este representa la luz, el sol y la alegría por el entendimiento, así como el anhelo de libertad. Sirve para liberar los miedos internos, permitiendo manejar el ego en un balance equilibrado y las desilusiones.

El verde adorna el cuarto chacra, que sirve para representar el equilibrio, el crecimiento y la esperanza. Pero también puede representar la falta de sinceridad, la ambición y el poder. Utilizado para proyectar la tranquilidad y el balance sentimental, ayuda a expresar los sentimientos libremente.

El azul está reservado para el quinto chacra. Representa la calma, la paz y serenidad, pero también la ingenuidad y el vacío. Ayuda a poder sacar todo lo que no lleva dentro, permitiendo a la persona evolucionar según se van dando cambios en su vida.

Para el sexto chacra, el cual sirve para comunicarse con el ser interno, se utiliza el índigo. Este chacra permite aprender a dejar fluir los mensajes del cerebro, conectando así la inteligencia con la conciencia.

Por último, el violeta es utilizado para el séptimo chacra. Lo místico, lo mágico, la espiritualidad… todo esto se proyecta a través del contacto del espíritu con la conciencia profunda del cosmos.

Que estos chacras estén representados por estos colores no significa que una persona deba pintarlos con dicho color. De hecho, en las sesiones terapéuticas se suele dejar libertad para que cada uno escoja que mandalas terapéuticos para pintar eligen y los colores que usarán. Según el coloreado, se puede valorar el estado de ánimo de una persona o como ciertas decisiones afectan a su día a día.

Cómo se utilizan los mandalas como terapia

¿Mandalas como terapia para el Alzheimer?

Para muchos puede resultar una auténtica locura. Pero se han hecho muchas pruebas de que tan ventajoso pueden resultar los mandalas terapéuticos para colorear para aquellas personas que sufren de Alzhéimer.

Dado que el colorear mandalas es una actividad artística que genera un impacto en la psique humana, según el diseño, y el modo de abordarlo de cada uno, se involucra el ejercitamiento del sistema Límico. Este es conocido como el “cerebro emocional”, o también llamado séptimo chakra o sexto sentido, lugar en el que se encuentra la glándula pineal. Este punto del cerebro es el que registra los recuerdos de aquellas vivencias que han supuesto una gran carga emocional, además de procesar algunos sentidos como el olfato. Si se ejercita con la estimulación adecuada, se pueden activar ambos hemisferios cerebrales.

Con todo esto, ¿exactamente cómo puede ayudar los mandalas terapéuticos para pintar a una persona que sufra esta enfermedad?

  • A través de la elección de los colores y los trazos que se realizan, permite al paciente expresar emocionalidad.
  • Se trabaja la motricidad fina, dado que se ejercitan las manos, dedos y muñecas, evitando así el entumecimiento de estas zonas del cuerpo.
  • Mejora la coordinación entre la mano y el ojo, ejercitando así la vista.
  • La atención, percepción y concentración son puestos a prueba, ya que se requiere silencio para realizar la actividad.
  • La cromoterapia es muy beneficiosa, y dado que al dibujar y colorear mandalas terapéuticos se usan diferentes tipos, permite recordar y asociar recuerdos a esto.
  • Es una actividad que se realiza en grupo, lo que favorece la socialización.
  • Las personas con Alzhéimer suelen sufrir de desconfianza. Gracias a esta actividad, se puede trabajar en mejorar la confianza y mejorar su deseo de no abandonar.

No solo con personas con alzhéimer, pues se han probado las propiedades terapéuticas de los mandalas con todo tipo de pacientes. Algunos tenían diversidad funcional, otras motrices y otras intelectuales. En todos los casos, se ha demostrado que los mandalas no solo les ayuda a sentirse mejor consigo mismos, sino también más felices.

Mandalas como terapia para el Alzheimer

¿Se pueden usar los mandalas como terapia para niños?

Cada vez son más padres lo que les preocupa que su hijo tenga carencia de atención en clases o les resulte imposible concentrarse. Por este mismo motivo, en los últimos años entre los usos terapéuticos de los mandalas se ha encontrado que es muy ventajoso para los niños.

Algunos pueden ser algo escépticos, pero, ¿nunca se han preguntado para que sirven los mandalas para niños? Dibujar y colorear es una de las actividades preferidas de los pequeños de la casa. Así pues, ¿por qué no utilizar una terapia con mandalas que potencie la imaginación, concentración y creatividad?

Los beneficios que aporta pintar, o colorear, mandalas para un niño son:

  • Potencia la capacidad de atención
  • Le enseña a concentrarse en una tarea.
  • Fomenta el control y dominio del cuerpo. Esto especialmente se da en la motricidad fina, lo que favorece su capacidad para escribir, dibujar o manipular objetos.
  • Centrarse en una tarea que requiere tiempo desarrolla su paciencia.
  • Estimula su creatividad e imaginación, ya que un niño puede hacer sus propios mandalas.
  • Fomenta la inteligencia y su capacidad de razonamiento.
  • Reduce los niveles de estrés durante el tiempo que está pintando el mandala.

En la red se pueden encontrar muchos mandalas terapéuticos para niños para imprimir. Algunos son de series infantiles y otros representan a diferentes tipos de animales. Una actividad perfecta para niños hiperactivos o que suelen mostrar muchos problemas de atención.

mandalas como terapia para niños

¿Qué se necesita para usar la terapia de los mandalas?

Lo cierto es que no hace falta ir a un experto para poder recurrir a los efectos terapéuticos de los mandalas. Es algo que todo el mundo puede hacer en su casa.

Todo lo que hace falta es una sala en la que la persona se sienta cómoda y relajada. Aunque se recomienda que todo esté en silencio, poner algo de música relajante puede ayudar a crear un ambiente acogedor.

Tras tener el ambiente preparado, solo hay que ponerse a pintar un mandala, o dibujar uno desde cero. El coloreado no tiene por qué ser definido. Cada persona puede colorear los mandalas a su gusto.

Durante todo este tiempo, se olvidan los problemas cotidianos, los niveles de estrés quedan reducidos y, sin que uno se dé cuenta, expresa lo que siente su yo interior a través del mandala.

Qué se necesita para usar la terapia de los mandalas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *