Síntomas de la pubertad precoz

Sintomas de la pubertad precozSi tu hijo parece estar entrando en la pubertad pero todavía es pequeño para ello, se impone una consulta al especialista: podría ser un caso de pubertad precoz.

Durante la pubertad, se experimentan importantes cambios físicos y hormonales que transforman el cuerpo del niño en un cuerpo adulto.

Actualmente, la media de edad en la que se inicia la pubertad es de 10 años en las niñas y 12 en los niños, por lo que se considera dentro de los límites normales que empiecen su desarrollo hacia los 9 años las primeras y hacia los 11 los segundos.

¿Cuáles son los síntomas de la pubertad precoz?

Se considera pubertad precoz cuando los cambios tienen lugar en pequeñas de menos de 7 u 8 años y en varones de menos de 9. Los principales señales de que su desarrollo se está adelantando son:

  • Un repunte en la curva de crecimiento, que a veces se traduce no sólo en un aumento de talla sino también en un incremento del peso y la masa corporal.
  • Olor corporal más propio de un adolescente que de un niño.
  • Vello en el pubis o las axilas (y en el caso de los niños, también en la cara; puede aparecer el primer “bigotillo”).
  • Acné.
  • Desarrollo de los órganos genitales en los niños y del pecho en las niñas.

Los altos niveles de estrógenos y testosterona propios de la pubertad pueden alterar también su humor y su comportamiento.

Ser sexualmente más maduros que sus compañeros o sus hermanos mayores (aunque emocionalmente sigan siendo unos niños), es una carga difícil de llevar para la que no están preparados.

Las niñas pueden mostrarse taciturnas o irascibles; los niños pueden aumentar su nivel de agresividad y mostrar impulsos sexuales inapropiados para su edad.

Si observas en tu hijo alguno de estos síntomas, lo mejor es que consultes con el pediatra para que te derive a un endocrino especializado en niños. Una detección precoz del problema permite parar e incluso revertir el proceso.

Si te hemos ayudado a detectar los síntomas de la pubertad precoz tal vez te resulte interesante nuestra sección de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *