Remedios naturales para la bursitis

remedios caseros para la bursitisLa bursa es una bolsa llena de fluido que rodea las articulaciones del cuerpo, y cuyo objetivo es proteger los músculos, ligamientos, tendones… pero en ocasiones se inflaman, lo que provoca unos dolores muy fuertes conocidos como bursitis.

En este artículo os hablaremos de diversos remedios caseros para la bursitis y algunos consejos que de seguro os serán muy útiles.

Los mejores remedios caseros para la bursitis

  1. Vinagre de manzana con miel: Un buen remedio natural para la bursitis es mezclar dos cucharadas de vinagre de manzana con miel en agua y tomarlo con cada comida.
  2. Linaza con consuelda y aceite vegetal: Hervir agua con una cucharadita de consuelda, linaza y pasados unos minutos agregar un poco de aceite vegetal. Mezclar bien hasta formar una pasta y entonces aplicar sobre la zona dolorida con unas gasas.
  3. Pimienta de cayena con vinagre de sidra de manzana: Hervir una cucharadita de pimienta de cayena en dos tazas de vinagre de sidra de manzana por un cuarto de hora y después aplicar este remedio para combatir la bursitis con unas gasas o una compresa fría.
  4. Aceite de castor: Aplicar aceite de castor sobre la zona afectada y cubrir con una franela o un trozo de tela.
  5. Combinado de aceite esencial de romero, pino y mejorana con aceite de almendras: Mezclar tres gotas de estos aceites con una cucharada de aceite de almendra y aplicar dos veces al día sobre la zona afectada.
  6. Col: Hervir por unos cinco minutos unas hojas de gol. Cuando estén blandas sacarlas y aplastarlas para aplicarlas sobre la zona afectada y cubrirlas con una gasa para que este remedio para curar la bursitis.

Consejos naturales para la bursitis

Aparte de estos remedios caseros, también os recomendamos:

  • Según algunos expertos, para las personas que sufren bursitis comer alimentos como zanahorias, tomates, frutas cítricas es un bueno para tratarla.
  • No realizar movimientos muy fuertes en el área.
  • Darse baños de agua caliente ayudará a reducir el dolor y la inflamación.
  • No levantar peso ni realizar ejercicios que requieran mucho esfuerzo.
  • Intentar evitar consumir alimentos con mucho colesterol.
  • Si sufrís de sobrepeso, reducirlo, porque al sufrir de bursitis eso solo aumentará el dolor.
  • Usar un calzado adecuado, puesto que si no se resentirán las articulaciones que aprieten. También usad unas prendas que os estén más sueltas que apretadas.

Esperamos que estos remedios caseros para la bursitis os sean de utilidad, pero seguro que también os sirven nuestros remedios para la artrosis o para la arterioesclerosis.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *