Remedios caseros para no quemarte con el sol mientras te bañas en tu piscina

Si tienes una piscina como esta en tu casa, o acudes mucho a la playa, la única parte de tu cuerpo que está cubierta son las partes íntimas, y en el caso de las mujeres el pecho, lo cual hace que mientras te bañes todo tu cuerpo esté totalmente expuesto al sol y eso puede provocar que te acabes quemando. Sin embargo, existen una serie de remedios caseros a los que puedes recurrir para evitar quemarte.

Imagen de una piscina desmontable con patitos

Zanahoria: La zanahoria ayuda a que se active la melanina del cuerpo, lo cual activa las células para que regeneren los tejidos muertos, y así evitas quemarte. Sin embargo no basta con tomar zanahoria una hora antes de bañarte, sino que tienes que tomarlo, ya sea la hortaliza o en jugo, varios días.

Tomate: Tomate tal cual, en jugo… tiene el mismo efecto que la zanahoria activando la melanina del organismo para que tu cuerpo no resulte tan dañado por los rayos del sol.

Aloe vera: El jugo de aloe vera es utilizado para sanar quemaduras provocadas por los rayos del sol, pero también la puedes utilizar para evitar quemarte. Varias horas antes de bañarte date una capa de aloe vera por todo el cuerpo y deja que tú piel la absorba bien, porque si te la pones y luego te bañas no te va a servir de nada.

Aceite de coco: Como con la aloe vera, tienes que aplicártelo varias horas antes en la piel. Ayuda a hidratar tu piel y que no te tengas que preocupar porque te vayas a quemar.

Agua de rosas: Es otro hidratante natural como el aceite de coco, y uno de los mejores remedios para evitar quemarse por el sol. No solo te puede venir muy bien para cuando te vayas a bañar en la piscina sino también para cuando vayas a la playa o a la calle.

Leche fría: Aunque no lo parezca, la leche también te puede venir muy bien para hidratar y proteger tu piel de los rayos del sol, reduciendo así los daños que puedas sufrir por estar mucho tiempo expuesto al sol.

Aparte de estos remedios también sería recomendable que evitarás estar expuesto al sol entre las cuatro y seis de la tarde, pues es cuando más fuerte da y no tu piel saldría muy dañada.

Por otro lado, recuerda que nadar en una piscina cada día, o en el mar, aunque sólo sean 15 minutos es uno de los favores más grandes que le puedes hacer a tu salud. Así que desde aquí te recomendamos natación para que puedas vivir sano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *