Remedios caseros para la tos ferina

remedios caseros para la tos ferinaLa tos ferina, también conocida como tos convulsiva, es una infección contagiosa de los bronquios, laringe y pulmones, producida por una bacteria. Esta enfermedad se expande mediante las gotitas que se expulsan al toser o al hablar con otras personas. Aunque es común en niños, también puede acabar afectando a los adultos.

En este artículo os hablaremos de algunos remedios caseros para la tos ferina, así como algunos consejos que de seguro os resultarán muy útiles.

Los mejores remedios caseros para la tos ferina

  1. Infusión de milenrama: Preparar una infusión de milrenama, hirviendo dos cucharadas en un litro de agua y tomando tres tazas al día de este remedio natural para la tos ferina.
  2. Semillas de lino: En un litro de agua hirviendo, echar unos 50 gr. de semillas de lino y hervir hasta evaporar el agua por completo. Entonces retirar del fuego y batir hasta formar una pasta. Poner la pasta en un trapo o paño y colocar sobre el pecho un par de horas.
  3. Infusión de jengibre y alholva: Hervir una cucharadita de cada ingrediente en un litro de agua. Colar la mezcla y tomar dos tazas al día.
  4. Jugo de rábano: Un buen remedio para la tos ferina es tomar jugo de rábano dos o tres veces diarias, pudiendo agregar miel para darle un sabor más dulce.
  5. Cebolla con azúcar. Pelar y picar dos cebollas grandes y, en un plato, mezclar con 100 gr. de azúcar. Remover bien y dejar toda la noche reposar. A la mañana siguiente tomar una cucharada cada tres horas de este remedio para combatir la tos ferina.
  6. Infusión de ajedrea: Hervir 100 gr. de ajedrea en un litro de agua y dejar reposar por un cuarto de hora. Colar y remojar un paño con este preparado. Pasar por la piel para reducir los efectos de la tos ferina.
  7. Infusión de caléndula y flor de botón de oro: Hervir una cucharada de cada ingrediente en un litro de agua y luego tomar dos tazas al día cuando el preparado este tibio.
  8. Infusión de tomillo y drosera: En una taza de agua hirviendo verter una cucharada de cada ingrediente y tomar dos tazas al día para que los efectos del remedio para tratar la tos ferina haga su efecto.
  9. Ensalada: Consumir ensaladas ayudará bastante a reducir la tos, sobre todo si le añadís rábanos o nabos.
  10. Infusión de violeta: Hervir una cucharada de violeta en una taza de agua, dejar enfriar un poco y tomar dos tazas al día para reducir la tos.

Consejos naturales para la tos ferina

Aparte de estos remedios, también os aconsejamos:

  • Si tenéis un niño, procurar que se vacunen de la DTP, puesto que pueden contraer la tos ferina o contagiarse de un adulto que la tenga u otros niños.
  • Evitar el contacto directo con quien padezca la enfermedad.
  • Reposar bastante tiempo en cama, no acudiendo a trabajar ni mandando al niño al colegio.
  • Poner un vaporizador en la habitación donde se duerma para pode rrespirar mucho mejor.
  • No tener en el hogar elementos que puedan ser irritantes como aerosoles, concentración de tabaco…
  • Beber bastante líquido, pues la tos deshidratará bastante.

Esperamos que estos remedios caseros para la tos ferina os sean de utilidad, pero seguro que en nuestra página encontráis más artículos que serán de vuestro interés.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *