Remedios caseros para la piel

remedios caseros para la pielCuidar de nuestra piel es muy importante, así como protegerla de todos los problemas ambientales que con el paso del tiempo van surgiendo con la contaminación. En este artículo os hablaremos de diferentes remedios caseros para la piel y como usarlos.

Además, también os daremos una serie de consejos para que vuestra piel siempre esté bien cuidada, y de este modo no tengáis problemas en el futuro.

Los mejores remedios caseros para la piel

  1. Miel con azúcar: Mezclamos una cucharada de azúcar con otra de miel y lo aplicamos con movimientos circulares por nuestra piel. Dejamos actuar la preparación por 15 minutos y luego lavamos la parte en la que lo hemos aplicado. Hacerlo tres veces a la semana.
  2. Pepino: Si habéis pasado una mala noche, es muy seguro que tengáis unas ojeras horribles, ¿verdad? En ese caso, lo mejor es que os tumbéis durante quince minutos con unas rodajas de pepino fresco en los ojos. Algunos expertos aconsejan que es mejor que sea unas rodajas que hayan estado en el congelador por una hora y que se hayan remojado en jugo de limón. Tenerlas puestas por 15 minutos y enjuagaros los ojos con agua fría. Este es un remedio natural para la piel muy efectivo por las propiedades refrescantes y astringentes del pepino.
  3. Pétalos de rosas: Llenar un frasco con 300 ml. de agua mineral y dos pétalos de rosas. Agitarlo bien y dejar reposar por dos días. Colamos el líquido y separamos los pétalos. Agregamos un poco de glicerina y obtendremos un remedio casero para la piel reseca, que aplicaremos en toda esa parte en la que haya trocitos resecos.
  4. Leche: Un antiguo remedio para cuidar la piel que nos viene desde el antiguo Egipto, usado por la famosa Cleopatra. Llenar la bañera con agua y agregad cuatro litros de leche. Entrar en la bañera y estad dentro veinte minutos. Al salir, enjuagar el cuerpo con agua templada. Notaréis que la piel se os ha quedado muy suave.
  5. Yogurt: El yogurt es un estupendo remedio para la piel atópica. Aplicarla sobre la zona afectada y, cuando se seque, limpiar la zona con agua. Volver a repetir el proceso hasta que desaparezca la inflamación o la quemazón.
  6. Claras de huevo con limón:Mezclar las claras de dos huevos con el jugo de un limón y batirlo hasta conseguir una mezcla cremosa y conseguiréis un buen remedio para cuando el pigmento de la piel cambia. Aplicar cada noche para conseguir tratar las manchas en la piel.
  7. Combinado de yogurt, huevo y miel: En un cuenco mezclamos una yema de huevo con tres cucharadas de yogurt y una cucharadita de miel. Mezclamos bien y así obtenemos un remedio para la piel seca estupendo. Aplicamos en la zona afectada y dejamos actuar por 30 minutos. Después quitar con agua tibia. En poco tiempo, la piel volverá a estar suave.
  8. Fresas: En el caso de que tengáis una piel muy grasa, lo mejor es aplastar unas 8 fresas hasta conseguir una papilla. Batimos la clara de un huevo y lo mezclamos con la papilla de fresas. Aplicar por la piel para que actúe por media hora y después retirar con agua tibia.
  9. Agua de arroz: Llenamos una cacerola con tres tazas de agua y echamos un puñado de arroz. Ponemos el fuego a baja potencia hasta que hierva. Dejamos enfriar y después aplicamos el agua con un algodón por la noche antes de acostarnos.
  10. Vapor: Cuando nos levantemos por la mañana, llenamos el lavabo con agua caliente y nos inclinamos, cubriéndonos la cabeza con una toalla a modo de tienda de campaña. Dejamos la cabeza así por unos minutos para que la piel absorba el vapor, lo que abrirá los poros. Entonces nos lavamos la cara y conseguiremos una piel más hidratada.
  11. Mascarilla de yogurt: Mezclamos un yogurt con una cucharadita de miel caliente y 14 gotas de limón. Lo mezclamos todo bien y aplicamos la máscara con una piel o los dedos, teniendo especial cuidado con los ojos. Dejamos que funcione por una hora.
  12. Mascarilla de miel y limón: Calentamos un par de cucharadas de miel y la mezclamos con el jugo de un limón. Hay que aplicarla en la cara por unos cinco minutos durante una semana. Es un excelente remedio casero para la piel seca.
  13. Mascarilla nutriente: Mezclamos la yema de un huevo con tres cucharaditas de miel. Daros un baño de vapor de cara por diez minutos y aplicamos la mascarilla. La dejamos actuar por 15 minutos y luego lavaros la cara con agua tibia.
  14. Aceite de coco: Si sufrís de piel reseca, lo mejor es aplicar aceite de coco, pues exfolia la capa externa de piel muerta, exponiendo así la piel más saludable.
  15. Aloe vera: Las propiedades del aloe vera son increíbles, y es un remedio para la piel infalible. Combate las arrugas y la piel reseca, reafirmándola bien. Lavaros la piel con un gel de esta planta antes de iros a dormir.

Consejos naturales para la piel

Como consejos para cuidar bien de vuestra piel, os recomendamos:

  • Lavarla a diario con productos muy hidratantes.
  • Intentad descansar bien todas las noches.
  • Evitar situaciones de estrés continuo.
  • Alimentaros de productos muy ricos en vitamina A y C.
  • Dejad que la piel se vea expuesta al vapor del agua porque así abrís los poros y absorbe mejor los nutrientes.
  • Evitar el contacto con el sol sin protección solar

Esperamos que estos remedios caseros para la piel os hayan sido de utilidad. Si queréis conocer más remedios caseros para otros malestares o enfermedades, no dudéis en visitar el resto de artículos de esta web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *