Remedios caseros para la obesidad infantil

remedios-caseros-para-la-obesidad-infantilLa mala alimentación durante la larga etapa del colegio, añadido a la vida cómoda que los niños llevan, por no hablar de el tiempo que pasan delante de la televisión y de la consola hacen que los niños cojan peso muy rápidamente.

Sin embargo, los remedios caseros para perder peso que sirven para personas adultas no funcionan igual para los más pequeños, por lo que utiliza alguno de estos para que tu hijo pierda esos kilos que le sobran.

Remedios caseros para la obesidad infantil

  1. BrócoliEs una de las verduras que menos gustan a los más pequeños d ela casa, pero lo cierto es que es un alimento con muy pocas calorías y con muy poca grasa, que es perfecto para ayudarles a perder peso, aportando además mucho calcio, hierro y vitaminas.
  2. ManzanaOtro alimento ideal para los más pequeños, mucho mejor para tomar durante la merienda o el almuerzo que cualquier chocolatina.
  3. MandarinaIgual que la manzana es perfecto que los niños tomen una pieza de esta fruta al menos una vez al día. Sino les gusta comer la fruta puedes servirle un vaso de su zumo preparado de forma casera.
  4. BerenjenaSi le vas a dar a tu hijo una ensalada, entonces es mucho mejor que le pongas un poco de berenjena, ya que ayuda al metabolismo a expulsar mucho más fácilmente las grasas.
  5. Zumos naturales: Es de lo mejor que le puedes dar a tu hijo/a para evitar su sobrepeso. Si se toma uno para almorzar o para merendar mucho mejor. No será tan bueno como una pieza de fruta, pero tendrá un fuerte efecto en él.
  6. Jugo de zanahoriaUn jugo de zanahoria o de cualquier otra verdura se lo puedes poner para comer antes de lo que le vayas a dar de cenar, con lo que recibirá muchas vitaminas.

Consejos para evitar la obesidad infantil

  • Lo primero de todo es que sepas cuál es el peso ideal para tu hijo. Para su cálculo se utiliza una fórmula matemática muy sencilla, multiplicando la edad del niño x2 y se le suman 8.
  • Tu hijo siendo pequeño no entenderá la razón por la que tiene que adelgazar, por lo que tendrás que explicárselo de una forma que lo entienda.
  • No hay que limitar las cantidades de comida que toma. Lo que hay que reducir es toda la comida como la bolleria industrial y comida basura.
  • Tendrá que hacer un poco de ejercicio diario, aunque sea por una hora caminar con sus padres.
  • Si vive en un piso alto, un ejercicio que su hijo podría practicar es subir y bajar las escaleras.
  • No le compense con recompensas por perder peso, porque podría acostumbrarlo. Pongáselo como una meta personal.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *