Remedios caseros para la ansiedad

remedios naturales para la ansiedadLas prisas, el estrés y las preocupaciones propias del estilo de vida actual, han convertido a la ansiedad en algo habitual para millones de personas, de manera que se estima que una cuarta parte de la población la sufre en algún momento de su vida. En muchas ocasiones se recurre a la vía fácil para tratarla, utilizando soluciones farmacológicas.

Esto puede ser un gran problema, ya que este tipo de medicamentos tomados a la ligera pueden provocar dependencia, y distintos efectos secundarios. Además, una vez retirados  los síntomas suelen volver a aparecer. Una alternativa pueden ser los remedios caseros para la ansiedad que os mostramos en este artículo. Con ellos seremos capaces de controlar los síntomas de la que ya es la gran plaga del siglo XXI.

En cualquier caso, ni las soluciones médicas, ni estos remedios caseros para la ansiedad eliminarán el problema por sí solos.

Podrán ser eficaces para minimizar sus efectos, pero la única forma de curar la ansiedad es tomarnos la vida de una forma diferente. Dedicandonos más tiempo a nosotros mismos, y dejando de lado las preocupaciones, separando nuestra vida laboral y profesional.

1. Realiza ejercicio frecuentemente.

Quizás sea uno de los remedios para la ansiedad más eficaces y saludables que podamos emplear. Hacer ejercicio de manera regular estimula la producción de endorfinas y dopamina, dos neurotransmisores extremadamente potentes perfectos para mantener a raya la ansiedad.

2. Infusiones de manzanilla.

La manzanilla, también conocida por camomila es un remedio natural para la ansiedad utilizado desde hace siglos. Tomada en forma de infusión, tiene grandes efectos calmantes y relajantes, siendo además uno de los grandes remedios para los nervios.

3. Valeriana.

Hablando de remedios caseros para la ansiedad, otro de los clásicos es la valeriana. Su fuerte efecto sedante la hace muy aconsejable para facilitar el sueño. Es posible tomarla tanto en infusiones como en comprimidos o cápsulas, que encontraremos en cualquier herbolario o parafarmacia. Su toma se debe realizar por lo menos una hora antes de acostarnos, ya que en los primeros minutos puede provocar el efecto contrario. Del mismo modo, no es aconsejable prolongar la toma de valeriana, ya que a largo plazo puede provocar dependencia.

4. Espino albar.

Otro gran remedio casero para la ansiedad es el espino albar. Su efecto sedante es incluso más potente que el de la valeriana. Además es tremendamente eficaz para controlar arritmias y controlar el pulso en momentos de nerviosismo y ansiedad. Lo podemos encontrar tanto en forma de infusión como en cápsulas y comprimidos.

5. Infusiones de tila.

Sin duda la tila es uno de los productos más recomendados para estados de ansiedad, insomnio o nervios. Las infusiones de tila, al igual que la manzanilla son eficaces como calmante y relajante, pero además tienen un potente efecto sedante, por lo que ayudarán a conciliar el sueño. Es importante no prolongar su uso, ya que a medio plazo puede provocar insomnio.

Estos remedios caseros para la ansiedad serán, como dijimos, muy eficaces para controlar los síntomas, pero no llegarán a eliminarla. Para ello será fundamental afrontar los problemas de una manera más constructiva.
No olvides contarnos qué remedios has utilizado, y qué resultados has tenido. Recuerda que si buscas más consejos naturales para otro tipo de problemas, en nuestra web o facebook podrás encontrarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *