Remedios caseros para la amigdalitis

remedios caseros para la amigdalitisLa amigdalitis es una inflamación, provocado por un virus o bacteria, de las amígdalas ubicadas al final del paladar y principio de la garganta. Su inflamación causa un gran dolor y molestia.

En este artículo os hablaremos de algunos remedios caseros para la amigdalitis y algunos consejos que seguro os serán muy útiles.

Los mejores remedios caseros para la amigdalitis

  1. Zumo de limón con miel: Exprimir un limón para extraerle su jugo y mezclarlo con miel. Hacer gárgaras con este remedio natural para la amigdalitis, pero no tragárselo, y luego lavarse los dientes para evitar el efecto corrosivo del limón.
  2. Hojas de salvia: Hacer un emplasto con hojas de salvia y aplicar sobre la garganta, cubriéndola con un pañuelo, para que de este modo el calor reduzca la inflamación.
  3. Miel con vinagre de sidra y manzana: Meter en la batidora una manzana troceada, una cucharada de miel, otra de vinagre de sidra y dos vasos de agua. Batir y luego calentar la mezcla. Tomar poco a poco mientras esté caliente.
  4. Infusión de salvia y pimienta de cayena: Hervir 25 gr. de cada ingrediente por unos diez minutos y luego hacer gárgaras para que este remedio para la amigdalitis reduzca la inflamación.
  5. Combinado de zanahoria con fresas: Pelar y trocear tres zanahorias y picar seis fresas. Meter en la batidora, con una taza de agua, y batir. También podéis licuarlo si lo preferís. Tomar a lo largo del día.
  6. Acupresión: Ubicar el punto que se encuentra en el antebrazo a dos dedos de la muñeca y realizar ahí un masaje suave. Según esta medicina, funciona para aliviar los dolores de la amigdalitis.
  7. Yogurt: Envolver ½ taza de yogurt en una servilleta, habiéndola doblado varias veces, exprimir la servilleta para que el yogurt sobresalga de la tela y aplicar sobre el cuello.
  8. Infusión de tomillo: Hacer una infusión de tomillo y tomar para relajar los dolores con este remedio para tratar la amigdalitis. Si no os gusta el sabor se le puede agregar un poco de limón y una cucharadita de miel.
  9. Bicarbonato con jugo de limón: Exprimir el jugo de un par de limones y echar una cucharada de bicarbonato. Hacer gárgaras con este preparado de tres a cinco veces al día, dependiendo de la gravedad de la infección, y veréis como os encontráis mucho mejor.
  10. Ajo: Nada más levantaros, comer un par de dientes de ajo crudos, sus propiedades nutricionales son ideales para curar la amigdalitis.
  11. Cebolla: Comer cebolla cruda también viene muy bien para tratar la amigdalitis.
  12. Higos con miel: Hervir, a fuego lento, 30 gr. de higos secos con dos cucharadas de miel por un cuarto de hora. Tres veces al día tomar este remedio para combatir la amigdalitis.
  13. Romero con vino blanco y miel de abeja: Hervir una taza de vino blanco con tres cucharadas de romero y una de miel. Hacer gárgaras con este preparado tres veces al día.
  14. Limón con sal: En ¼ taza de agua exprimir el jugo de un limón y agregar una cucharada de sal. Mezclar bien y hacer gárgaras con este preparado.
  15. Jugo de naranja con aloe vera: Exprimir varias naranjas para llenar un vaso con su jugo y agregar una cucharada o dos de aloe vera. Tomar este vaso en ayunas para que os haga efecto a lo largo del día.

Consejos naturales para la amigdalitis

Aparte de estos remedios, también os aconsejamos:

  • Evitar tener expuesta la garganta a cambios de temperatura bruscos y las corrientes de aire.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina C.
  • Utilizar un humificador para tener húmedo el lugar, lo que ayudará a la pronta recuperación.
  • No fumar mientras se padece amigdalitis, así como tampoco entrar en ambientes contaminados.
  • No beber bebidas alcohólicas ni consumir alimentos salados o frituras.
  • Beber bastante agua, así como jugos naturales y sopas.
  • No tomar café.

Esperamos que estos remedios caseros para la amigdalitis os sean de utilidad, pero seguro que en nuestra página encontráis más artículos que serán de vuestro interés, como nuestros remedios caseros para el dolor de garganta.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *