Remedios caseros para el síndrome de las piernas inquietas

remedios caseros para el síndrome de las piernas inquietasEn ocasiones habréis visto a personas que cuando están sentadas son incapaces de tener las piernas quietas, o aunque estén en su tiempo libre necesitan moverse continuamente. Es lo que se conoce como el síndrome de las piernas inquietas, también conocido como síndrome de ekbom.

En este artículo os hablaremos de algunos remedios caseros para el síndrome de las piernas inquietas, que si bien no lo curan del todo ayudan a tranquilizar sus efectos, y algunos consejos que os serán útiles.

Los mejores remedios caseros para el síndrome de las piernas inquietas

  1. Agua fría: Si notáis las piernas entumecidas o muy dormidas, lo mejor es llenar la bañera con agua fría y meterlas en remojo por unos 10 minutos. Si estáis fuera de casa, con un barreño grande, donde podáis sumergir los pies, bastará para que este remedio natural para el síndrome de las piernas inquietas surta efecto.
  2. Lentejas: Gracias a su aporte en hierro, consumir lentejas cuando estéis sintiendo las piernas dormidas o tengáis que estar quieto mucho tiempo, pues el aporte en este mineral ayuda a que fluya mejor la sangre.
  3. Jugo de remolacha: Preparar jugo de remolacha, lo cual es tan sencillo como trocear una remolacha y licuarla con un vaso de agua. Tomarlo dos veces al día.
  4. Valeriana: En ocasiones, este síndrome es provocado por los nervios de la misma persona al tener que estar quieta mucho rato o estar en una situación de estrés que le provoca nerviosismo. Por ello, un buen remedio para el síndrome de las piernas inquietas sin lugar a dudas es tomar una valeriana.
  5. Piernas en alto: Si notáis pesadez en las piernas, que están dormidas o entumecidas, apoyaros en la pared boca arriba con las piernas en alto, de este modo la sangre fluirá mejor por las venas de vuestras piernas.
  6. Tila: Tendrá el mismo efecto que la valeriana, calmando vuestros tembleques cuando sean provocados por los nervios.
  7. Aceite de oliva: Realice masajes en las piernas con aceite de oliva en cuanto empiece a notar la aparición de este síndrome, así calmará los nervios de las piernas.
  8. Infusión de tomillo: Preparar una infusión de tomillo y tomar este remedio para tratar el síndrome de las piernas inquietas, que gracias al hierro puede eliminarse.

Consejos naturales para el síndrome de las piernas inquietas

Aparte de estos remedios caseros, también os recomendamos:

  • No consumir productos con cafeína ni tampoco bebidas que contengan alcohol antes de iros a dormir, puesto que se ha demostrado que dejar ambos tipos de estimulantes ayuda a eliminar este síndrome.
  • Evitar consumir comidas pesadas antes de iros a dormir.
  • No fumar, pues estudios revelan que dejar el tabaco elimina este síndrome, ya que el sentir ansias por fumar hace que nos pongamos muy nerviosos.
  • Hacer algún ejercicio con regularidad, como caminar o la natación.
  • Aprender técnicas de relajación, como es el controlar la respiración o el yoga.
  • Evitar estar sentado o de pie mucho tiempo.
  • No utilizar ropas ajustadas ni que tampoco sean de materiales sintéticos.
  • Masajear las extremidades afectadas.
  • No dormir durante el día o no estar mucho tiempo tumbados en la cama.
  • Cambiar de posición a la hora de estar sentado o dormido con regularidad.
  • Dormir con medas de algodón.
  • Tomar precauciones a la hora de recurrir a fármacos que induzcan al sueño.

Esperamos que estos remedios caseros para el síndrome de las piernas inquietas os sean de utilidad, pero seguro que en nuestra página encontráis más artículos que sean de vuestro interés, como nuestros remedios caseros para el dolor de pies, remedios caseros para el síndrome de la clase turista

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *