Remedios caseros para el hipo

remedios naturales para el hipoTodos en alguna ocasión hemos sufrido hipo, y por si esto no fuera suficiente, hemos tenido que sufrir los infalibles remedios caseros para el hipo que nos recomendaban los que estaban a nuestro alrededor.

Realmente no existen remedios que funcionen al cien por cien, y lo que hace efecto en una persona, puede no hacerlo en otra. Lo interesante es probar diferentes métodos hasta encontrar uno que nos funcione.

Los remedios caseros para el hipo que vamos a ver, se alejan de los clásicos sustos o largos períodos sin respirar usados tradicionalmente.

1. Sal, limón o vinagre bajo la lengua.

Poner una pizca de sal bajo la lengua es uno de los remedios naturales para el hipo rápido y efectivo. Podemos obtener el mismo resultado colocando bajo la lengua unas gotitas de limón, o vinagre.

2. Hielo picado.

Otro de los remedios para el hipo que mejor resultado suele dar, consiste en tragar unos trocitos de hielo muy picado. El frío del hielo facilita la relajación del diafragma, acabando de raíz con este molesto reflejo.

3. Beber agua boca abajo.

Suena un poco complicado pero no lo es tanto. Este remedio casero para el hipo consiste en beber un vaso de agua a pequeños sorbos con la cabeza inclinada hacia delante, es decir, mirando hacia el suelo.

4. Oler perfume.

Oler nuestra colonia o perfume favorito respirando profunda y lentamente, también puede ayudarnos a cortar el hipo. Como alternativa, podemos utilizar cualquier otra sustancia que tenga un olor fuerte, como puede ser el alcohol.

5. Estornudar.

Un curioso método para acabar con el hipo, es provocar un estornudo. Para ello, nada mejor que hacer cosquillas en el interior de la nariz con algo suave como una pluma. Al estornudar se provoca la distensión del diafragma, acabando inmediatamente con el hipo.

Sorpréndenos con tus remedios caseros para el hipo. Compártelos con nosotros y no olvides visitar nuestra web vivirsanos.com a menudo, ya que periódicamente añadimos más consejos naturales perfectos para tu salud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *