Remedios caseros para el herpes genital

remedios caseros para el herpes genitalEl herpes genital, también conocido como herpes simplex II, es una infección viral que se caracteriza por la aparición de llagas en la zona genital del hombre o de la mujer. Como bien sabéis, es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes.

En este artículo os hablaremos de algunos remedios caseros para el herpes genital y algunos consejos que os serán muy útiles.

Los mejores remedios caseros para el herpes genital

  1. Hielo: Picar un puñado de hielo hasta convertirlo en un granizado y envolverlo con un paño o toalla, para aplicarlo sobre la zona afectada. Este remedio natural para el herpes genital ayuda a reducir la picazón y el ardor del herpes. Solo mantenerla por un cuarto de hora, pues no es muy bueno tocar una zona constantemente con frio.
  2. Harina de arroz: Aplicar dos cucharadas de harina de arroz para reducir el escozor.
  3. Maicena: Aplicar dos cucharadas de este remedio para el herpes genital al día, de este modo reduciréis el escozor.
  4. Agua caliente: Tres veces al día, realice un baño de asiento con agua caliente por diez minutos, de este modo acelerará el proceso de secar las llagas. Una vez terminado, secar con aire frío, y os aliviará el escozor.
  5. Aceite de ricino: Empapar dos pedazos de franela en aceite de ricino y aplicar sobre el estómago, cubriéndolo con un plástico. Dejar así cada que sintáis la picazón del herpes.
  6. Té negro: Preparar té negro y cuando esté tibio aplicar sobre las llagas, para que este remedio para curar el herpes genital os ayude a recuperaros rápidamente.
  7. Malvavisco con aceite de oliva: Hervir dos cucharadas de malvavisco y aplicar sobre la zona afectada con una compresa o bola de algodón. Después aplicar un poco de aceite de oliva. Esto os aliviará el pico y el escozor.
  8. Infusión de bardana: Preparar una infusión con unos 30 gr. de hojas de bardana y entonces aplicar sobre la zona afectada tres veces al día.

Consejos naturales para el herpes genital

Aparte de estos remedios, también os recomendamos:

  • No tocar las llagas, ya que eso puede implicar que otras partes de su cuerpo se contagien y pueda llegar a afectar a otras partes de su cuerpo. Si siente la necesidad de rascarse por la noche, póngase una gasa sobre las llagas.
  • No utilice los ungüentos, puesto que las llagas lo que necesitan es ventilación.
  • Usar ropa interior holgada de algodón.
  • Evitar las relaciones sexuales, así como la masturbación para no contagiar a otros.
  • Si se le contagia a otras partes del cuerpo, asegúrese de lavarse bien para que no pueda dañar a otras personas, como a su pareja.
  • Mantenga las llagas siempre secas.

Esperamos que estos remedios caseros para el herpes genital os sean de utilidad, pero seguro que en nuestra página encontráis más remedios que os serán de utilidad, como nuestros remedios caseros para la vaginitis, remedios caseros para las verrugas genitales, remedios caseros para el herpes o remedios caseros para el herpes zóster.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *