Remedios caseros para el espolón

Remedios caseros para el espolonUn espolón calcáneo es una protuberancia del hueso que se forma en el talón, debido a una alta acumulación de calcio. En algunas ocasiones puede acabar siendo muy doloroso y limitar el movimiento de la persona.

En este artículo os hablaremos de algunos remedios caseros para el espolón que os serán de utilidad, y algunos consejos para tratarlo.

Los mejores remedios caseros para el espolón

  1. Botella: Este curioso remedio casero para el espolón os puede servir tanto como un método para reducir el dolor como un ejercicio. Tomar una botella llena de agua y meterla en el congelador. Una vez el agua se haya convertido en hielo, colocar la botella en el suelo y hacer rodar la botella con la planta del pie por 20 minutos. Hacer tres veces al día para que este remedio para tratar el espolón tenga más efecto.
  2. Sal: Hervir agua con sal y dejar que se ponga un poco tibia. Entonces meter el pie en esta agua hasta que se enfríe. Repetir este proceso varias veces al día.
  3. Hielo: Poner una bolsita de hielo en la zona afectada y atarla con una venda y veréis que bien os viene este remedio para combatir el espolón.
  4. Linaza: Aplicar en la zona afectada con compresas calientes remojadas en una infusión de linaza y combinarlas con un baño de pies frío y luego otro caliente.
  5. Bicarbonato de sodio: Calentar agua y agregar 4 cucharadas de bicarbonato y meter el pie, aguantando tanto como se pueda dentro del agua caliente. Repetir este remedio para el espolón al menos una vez al día hasta recuperarse.
  6. Esparadrapo: Este remedio no lo cura pero sí lo alivia, rodear la zona del pie afectada con esparadrapo y entonces podréis caminar sin problemas porque no tendréis tanto dolor como antes.

Consejos naturales para el espolón

Aparte de estos remedios caseros para el espolón calcáneo también os recomendamos:

  • No utilizar zapatos con tacón alto, porque eso solo empeorará el espolón.
  • Empezar a usar unas plantillas cómodas que amortigüen el peso del pie y se haga más cómodo el moverse.
  • Utilizar férulas nocturnas cuando vayáis a dormir.
  • Tener el pie en alto y no practicar ejercicio hasta estar totalmente recuperado.
  • En casos más extremos es necesario enyesar, durante un plazo de 4 a 6 semanas.
  • Realizar estiramientos también ayuda a mejorar el estado del espolón, así que situar el pie, sin ejercer mucha presión, en el suelo y hacer algunos estiramientos.

Esperamos que estos remedios caseros para el espolón os sean de utilidad. Seguro que también os interesarán otros de nuestros artículos, como nuestros remedios caseros para el dolor de pies.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Un comentario sobre “Remedios caseros para el espolón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *