Remedios caseros para el bocio

Remedios caseros para el bocio¿Qué es el bocio? Pues se trata del aumento del tamaño de la tiroides, la cuál es una glándula de secreción interna situada en la parte baja del cuello.

Hay muchas razones por las que puede surgir el bocio, como por ejemplo la carencia de yodo en los alimentos que se comen o trastornos en algunas enzinas que pueden alterar el funcionamiento de esta glándula. Por norma general quien lo sufre siente que hay un bulto en la parte inferior del cuello.

Remedios caseros para el bocio

  1. Infusión de corteza de encina: Coge una cucharada de corteza de encina y lo dejas en una taza con agua hirviendo por unos 5 minutos. Luego tapa y deja enfriar por una hora más o menos. Empapa una compresa en este preparado y te lo colocas en el bocio, dejándola puesta por media hora. Hay que hacerlo dos veces por día durante seis semanas.
  2. Berros: Ya sea tomando al dia dos tazas de tisana de berros o una ensalada de berros tres veces a la semana,
  3. Tintura de valeriana: Vierte unas 25 gotas de esta tintura en media cucharilla de aceite de milenrama y te la pasas por la zona afectada dos veces al día. En poco tiempo comenzarás a notar sus estupendos efectos.
  4. Agua de arcilla: Envuelve la parte del cuello donde tengas el bocio con agua de arcilla una vez por día y déjalo unos 20 minutos puesto. Repite el proceso cada día hasta que el bocio haya desaparecido.
  5. Infusión de nangle: En una taza de agua hirviendo pon unas cuentas hojas de este árbol y lo dejas 10 minutos. Luego tapa y deja templar. Antes de tomar lo mejor es que lo endulces un poco con miel o el sabor te puede realizar muy desagradable.
  6. Baños de brazos: Puede parecer extraño, pero se ha demostrado que el realizar baños fríos de brazos entre tres y cinco veces por semana puede ayudar a reducir el bocio.
  7. Aceite de borraja: Una vez al día, preferiblemente por las mañanas, tomar una cucharada de este aceite, que ayuda mucho a regular el metabolismo.
  8. Infusión de diente de león y ortiga: Calienta la cantidad de agua equivalente a una taza y luego añade una cucharada de cada ingrediente. Tapa y deja repsoar por unos 15 minutos, hasta que esté tibio. Bebe esta solución una vez al día.
  9. Jugo de remolacha: Tras haberlas lavado, pica bien dos remolachas y en la licuadora forma un jugo con medio vaso de agua. Por las mañanas tomate este jugo.
  10. Toalla caliente: Calienta una toalla en el microondas o bien en agua caliente y te la pones alrededor del cuello, lo que ayudará mucho a que el bocio baje bastante.

Otras recomendaciones para lograr hacer desaparecer el bocio

  •  Tienes que tomar muchas frutas que sean muy ricas en yodo, especialmente uvas, fresas, peras y banana al menos cuatro veces a la semana, variando entre las diferentes frutas.
  • Es importante incluir en tu dieta diaria alimentos que sean ricos en yodo, como por ejemplo pescados y algas.
  • Para los alimentos que no sean ricos en yodo se puede utilizar para cocinar sal yodada y eso te aportará la cantidad de yodo que tu cuerpo pueda necesitar.
  • Al comer evitar la linaza y la semilla de estos, pues estas contienen una sustancia que absorbe el yodo del cuerpo y favorece la aparición del bocio.
  • Evita el tabaco a toda costa, ya que puede hacer que te sientas todavía mucho peor.
  • Tampoco es recomendable beber bebidas alcohólicas hasta que no hayas conseguido que el bocio desaparezca.
  • Elimina por completo el café de tus costumbres, pues mientras estés sufriendo el bocio puede acabar empeorando tu situación.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *