Recogidos para bodas sencillos

Recogidos usando retorcidos

Uno de los tipos de recogidos más complicados, pero que cuando se elaboran de forma correcta, brindan un gran plus a tu look son los recogidos usando retorcidos. Si buscas algo para destacar, definitivamente este estilo es el que estaba buscando. Combinado de forma apropiada con el resto de tu look, sin duda alguna sobre saldrás y todas las miradas se posaran sobre ti.

Bouffant con diadema. Para comenzar con este peinado le daremos volumen a la parte de arriba del cabello. Cuando hayamos conseguido el volumen que deseamos cogeremos una diadema fina y tiraremos hacia atrás todo el pelo. Después iremos cogiendo mechones de cada lado de la cabeza y retorceremos hacia el medio donde los sujetaremos con horquillas. Continúa retorciendo mechones y listo.

Recogido adornado con flores. Comenzaremos ondulando el cabello para darle un toque romántico. Dejaremos dos pequeños mechones a cada lateral para enmarcar el rostro y comenzaremos a retorcer mechones gruesos que llevaremos hacia atrás y sujetaremos con horquillas. El pelo que quede libre aún deberás enrollarlo entre los mechones para que formen un moño. Una vez hecho esto, coloca pequeñas flores para adornar y acabamos.

Recogidos con trenzas

Cola de pez sobre un moño de estilo Gibson. Comenzaremos por separar el cabello en tres secciones, dejando en la sección de atrás mucho más pelo que en los laterales. A cada lado realizaremos dos trenzas con estilo cola de pez. Después ataremos la parte baja de la sección del medio y enrollaremos para crear el moño. Para finalizar, colocaremos las trenzas por encima del moño Gibson sujetándolas con ganchos.

Moño bajo con trenzas. Cepillaremos el cabello y lo dividiremos en dos secciones. Estas dos secciones las dividiremos en otras dos y comenzaremos a crear una trenza a cada lado haciendo nudos. Cuando las terminemos, las aseguraremos con gomas. Ahora levantaremos una de las trenzas y la esconderemos debajo del final de la otra y haremos lo mismo con la que queda. Las sujetamos con horquillas y listo.

Ya tienes varias opciones para ese gran día, ahora solo selecciona el que mejor se adapte a ti y ¡atrévete!