¿Qué tan bueno es el uso del coche?

“¿Por qué debería comprarme un coche?”. Es lo que muchos piensan cuando pasan por delante de un concesionario Skoda en Barcelona, Madrid, Valencia o de cualquier ciudad, viendo esos turismos tan elegantes.

¿Tan útil resulta un coche?

A día de hoy, España está en el cuarto puesto de más coches por habitantes de Europa, habiendo 1,2 coches por familia. Esto hace que haya una superpoblación de vehículos en los que parece que en ningún momento las carreteras estén vacías de los turismos.

Sin embargo, muchos creen que es un vehículo que necesitan, pero, ¿acaso conocen las ventajas que ofrece un coche respecto a otros vehículos? Si, es cierto que te puedes encontrar con atascos, que tienes que ocuparte de muchos gastos como la gasolina o el seguro del vehículo, pero, ¿y pensar en la liberta de ir a donde quieras cuando quieras?

Gracias a un vehículo eres tú quien decide cuando partes a tu destino. No importa que tengas que ir a comprar al supermercado, salir de viaje o irte a trabajar. Cuentas con la libertad del horario y no tener que depender del transporte público que da giros y giros hasta llegar a su destino. Por esto último también es de lo más recomendable tener un vehículo, puesto que te evitas tener que dar vueltas sin sentido para finalmente llegar hasta el lugar al que quieras ir.

Además, gracias a que puedes viajar en coche te puedes olvidar de agobios., Puedes hacer las paradas que quieras, disfrutar de todo lo que hay a tu alrededor y visitar otros lugares. ¿Qué el aparcamiento es un problema? ¿Y para qué están los parkings? A muchos les parecen un negocio “sacacuartos”, pero si sabes aprovecharlos bien puedes aparcar tranquilamente tu vehículo y atender a tus asuntos sin muchos problemas. ¿Crees de verdad qué no necesitas un coche?

Además, resulta mucho más sano en muchos aspectos para ti. Imagina que vas a salir de viaje y tienes varias opciones: ir en avión, tren, barco o coche. ¿Por qué no vas a elegir el coche? Con el coche puedes disfrutar del aire bajando las ventanillas mientras disfrutas de la buena compañía de la familia y de tus amigos. En cada parada podrás disfrutar de un paisaje hermoso a tu alrededor, del que podrás llevarte un buen recuerdo fotográfico, algo que ningún otro transporte te permite.

Y por si fuera poco, no tienes que preocuparte por la incomodidad de la posición del asiento. Ni que tampoco el de delante se baje tanto el respaldo que te dé en las piernas. Además, si te sientes cansado, solo tienes que parar y descansar tranquilamente. ¿Qué puede haber mejor para salir de viaje que un coche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *