¿Qué recogidos para bodas se llevan?

Recogidos bajos con trenzas y semi-recogidos para bodas

Existen un sin fin de looks diseñados para las bodas, pero están aquellos que reflejan épocas románticas o que te garantizarán un aire de elegancia natural que nunca pasa de moda. Entre estos estilos podrás encontrar los recogido y semi-recogidos bajos con trenza, por lo que te contamos un poco más de estos looks.

Es el look romántico por excelencia. Las novias suelen optar por los recogidos laterales, pero las invitadas pueden permitirse llevar un semirecogido, mucho más desenfadado. Aunque no son tan elegantes -más bien bohemios-, son fantásticos para una boda de noche o una celebración al aire libre. También son ideales para ti si sueles llevar el pelo suelto, porque te verás distinta sin llegar a ser artificial. Y no te preocupes, porque las trenzas le sientan bien a todo el mundo. Prueba con la trenza fishtail. Es divertida y da mucho juego: alrededor de la cabeza, a un lado, detrás… Se puede hacer incluso con una media melena, así que no tienes que dejarte crecer el pelo y estar incómoda durante meses para lucir espectacular un día. Además, admite todo tipo de tocados, desde las clásicas flores a las espigas tan de actualidad.

Recogidos altos con trenzas para novias

Cuanto más alto un recogido, más elegante. Y, aunque te parezca mentira, las trenzas no están fuera de lugar. Un moño alto es un recogido atemporal para un look de boda, pero rematado con una trenza tradicional de tres cabos, además, tendrá un toque actual. Si tienes la cara redonda u ovalada, este peinado es muy favorecedor, puesto que estiliza el cuello y alarga la figura. Además, es la mejor opción si piensas llevar un velo largo, que puedes sujetar con una tiara o una diadema.

En resumen los recogidos con trenzas son una de las opciones mas a la vanguardia en cuanto a estilo de peinados para bodas. Selecciona el que mejor se adapte a las características que te detallamos anteriormente, y busca ese estilo con el que tendrás a confianza y seguridad para hacer de ese día, un día inolvidable.