Propiedades del ajo y sus beneficios curativos

propiedades del ajo

Es sabido que muchos de los alimentos que consumimos día a día tienen importantes efectos sobre nuestro organismo, en ocasiones tanto o más potentes que muchos medicamentos. Hoy vamos a hablar de las propiedades del ajo, un producto natural que bien podríamos encontrar en las estanterías de nuestra farmacia más que en las del supermercado.

Si lo preferimos, podemos optar por el consumo de ajos tiernos, cuyas propiedades son similares a las del ajo, aunque eso sí, en una menor proporción, sobre todo si los cocinamos. No obstante, aunque la eficacia se reducirá, estaremos ante una rica alternativa.

Propiedades nutricionales del ajo

El ajo contiene 119 calorías por cada 100 gr. que se consuma, esto representa, más o menos, el 4% de la cantidad recomendada de calorías que una persona que realice una actividad diaria moderada debería consumir.

  • Vitaminas: El ajo es un alimento sobre todo rico en vitamina C y vitaminas del grupo B, sobre todo de la vitamina B9, con también pequeña presencia de otras vitaminas como la E o la K.
  • Minerales: Resulta un alimento muy rico en potasio. Si se siguen analizando las propiedades nutritivas del ajo, encontramos que también es rico en fósforo, yodo, calcio, aluminio, selenio, sodio, magnesio y cloro.
  • Carbohidratos: Contiene azúcar, pero no el azúcar malo que tan negativamente afecta a la sangre, así como fructosa y glucosa.

Beneficios del consumo del ajo

  1. Antibiótico natural: Quizás su potente efecto antibiótico y antiséptico sea la propiedad del ajo más conocida, siendo utilizado en este sentido desde hace siglos. Realmente actúa como un antibiótico de amplio espectro, siendo eficaz para el tratamiento un gran número de enfermedades de origen infeccioso. Además, al contrario que muchos antibióticos químicos, el ajo en ayunas no afecta a las bacterias propias de nuestro organismo, y no genera problemáticas resistencias bacterianas. Del mismo modo, si sufrimos alguna infección, en alguna herida, oídos, encías, o cualquier otra parte de nuestro cuerpo, el consumo de ajo será de gran ayuda.
  2. Antiinflamatorio natural: Otra de las propiedades curativas del ajo más destacadas, es su efecto antiinflamatorio. Podemos recurrir a él para tratar cualquier tipo de inflamación como las provocadas por otitis, bronquitis, cistitis, o sinusitis entre otras afecciones.
  3. Bueno para la circulación: En cuanto al sistema cardiovascular, otro interesante beneficio del ajo es su efecto vasodilatador, además de ser un eficaz anticoagulante. Esto se traduce en que facilita la circulación sanguínea, ayudando a prevenir la hipertensión y accidentes cerebrovasculares. Al mismo tiempo permite regular de manera muy eficaz los niveles de colesterol.
  4. Depura la sangre: No podemos olvidar los efectos diuréticos y depurativos del ajo. Su consumo favorece la eliminación de toxinas de nuestro organismo, ayudando a acelerar la curación de muchas patologías.
  5. Energético: No podemos olvidar el alto valor nutricional del ajo, con un gran aporte de vitaminas B, C y E, además de calcio, fósforo, hierro y potasio entre otros minerales.
  6. Regula la presión arterial: Se ha demostrado que el consumo del ajo ayuda a regular la presión arterial, sobre todo cuando se sufre de hipertensión. Algunos aseguran que para aquellos que tienen hipotensión también les beneficia.
  7. Reduce el efecto de la arterioesclerosis: Según se va envejeciendo, no solo lo hace la parte externa del cuerpo, sino también la interna, y las arterias se va volviendo más duras, estrechas y menos flexibles. El ajo ayuda a reducir el efecto provocado por la arterioesclerosis, ralentizando su aparición.
  8. Previene el cáncer: Las propiedades anticancerígenas del ajo son indiscutibles de hecho los estudios han demostrado que puede ayudar a prevenir el cáncer y, si se sufre, ayuda a tratarlo.
  9. Cura las mordeduras de garrapata: Curiosamente, aunque es raro que una persona sufra la mordedura de una garrapata, puede pasar. Pues estudios han demostrado que un beneficio del ajo es que ayuda a las personas recuperarse de esta situación si toman una dosis regular de ajo.
  10. Trata las infecciones causadas por hongos: El uso del ajo ayuda a tratar las infecciones provocadas por hongos, por sus propiedades antisépticas y antibacterianas los elimina en poco tiempo si va consumiendo moderadamente. Es especialmente eficaz para la tiña y el prurito del jockey.
  11. Ayuda con la tos: El ajo puede tomarse para tratar la tos, y sus propiedades antibacterianas se ocuparan de eliminar los restos de bacterias en el organismo para limpiar la garganta y dejar de toses.
  12. Cura los resfriados: Un curioso beneficio al usar ajo, es la forma en la que se utiliza para curar un resfriado. Se deme colocar ajo en los pies, y para ello hay que machacarlo con un poco de aceite de oliva, frotar los pies con el líquido resultante o bien meterse unos dientes de ajo dentro de los calcetines. Ha quedado demostrado que al día siguiente se levanta uno mucho mejor y casi recuperado.
  13. Remedia el dolor de oído: Se machacan unos dientes de ajo y se hierven en aceite. Se dejan enfriar un poco y luego se deja caer unas gotitas en el oído. Se notará una mejoría inmediata al problema.
  14. Facilita el dejar de fumar: Se ha demostrado que quienes intentan dejar de fumar, si consumen dientes de ajo a lo largo del día, lo han conseguido con resultados muy positivos, pues les quita la ansiedad calmando los nervios y la ansiedad de querer volver a probar un pitillo.
  15. Remedia los problemas digestivos: Ya sean gases, indigestiones, inflamaciones… el ajo actúa como un antiséptico que ayuda a mejorar el funcionamiento del estómago para que no tenga ninguno de estos problemas.
  16. Previene problemas cardiacos: Como se ha dicho anteriormente, el ajo lucha con los síntomas de la arterioesclerosis, la que suele ser una de las principales causas de problemas cardiacos porque la sangre no llega bien al corazón. Sin embargo, el ajo no solo ayuda con este problema, ya que también favorece la correcta circulación de la sangre así como el potasio asegura el correcto funcionamiento y ritmo cardiaco de este músculo tan importante para el organismo.
  17. Favorece el tratamiento del reumatismo: Las propiedades antisépticas y antiinflamatorias de este alimento se unen para reducir los síntomas del reuma, rebajando las inflamaciones y calmando el fuerte dolor.

Distintos tipos de ajo y cómo consumirlo.

beneficios del ajoNo obstante, pese a los indudables beneficios del ajo crudo, su consumo puede resultar algo desagradable, para nosotros y para quienes nos rodean. De esta manera, aunque es más efectivo en estado natural, existen en el mercado cápsulas de ajo que facilitan su ingesta.

Si pesar de ello, nos atrevemos a tomarlo tal cual, masticar unas hojas de perejil durante unos minutos después de su consumo, ayudará a reducir el mal aliento. El mismo efecto lo podemos lograr con unas hojas de menta o hierbabuena.

Si quieres saber más sobre el ajo, vista la entrada de propiedades de la infusión de ajo.

Como vemos, las propiedades medicinales del ajo son muchas, además de aplicables en un gran número de situaciones. Hay muchos más alimentos con propiedades sorprendentes. ¡Descúbrelos en nuestra sección de salud!

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Un comentario sobre “Propiedades del ajo y sus beneficios curativos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hortencia

    Gracias por el aporte sobre los ajos y propiedades medicinales.
    Muy interesante saber como se utiliza, yo tenia un poco de miedo pensando que me iba a hacer mal,porque como mucho ajo con genjibre,tomate y aciete de oliva extra virgen todas las mañanas o al midio dia. O sino por las noches.porque estoy enferma tengo el osteoarthritis en todo el cuerpo.
    Gracias es una ayuda mas para mi conocimiento saber mas sobre los ajos.
    Un cordial saludo.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *