Propiedades nutricionales y beneficios de la sal

Propiedades nutricionales y beneficios del uso de la salUn condimento como la sal es algo común de utilizar para muchos platos, ya que eso ayuda a que tenga mucho mejor salud. Pero, ¿es buena para el organismo o es mala? Pues ambas cosas.

Le hablaremos de las propiedades de la sal que el organismo aprovecha, así como algunas contraindicaciones para que no abuse de ella.

Las propiedades nutricionales de la sal

Para empezar es un condimento que no contiene ni una sola caloría, al estar compuesta casi en su totalidad por sodio.

  • Vitaminas: No contiene vitaminas.
  • Minerales: Por supuesto, la mayor propiedad nutritiva de la sal es su altísimo contenido en sodio, pero también contiene un alto nivel de cloro. Además, también contiene calcio, fósforo, hierro, magnesio y selenio, pero en muchas menos cantidades.
  • Carbohidratos: No contiene carbohidratos

Beneficios del uso de la sal

A continuación veamos cuales son los beneficios de la sal:

  1. Relaja la irritación: Si se tiene dolor de garganta, de oído, de ojos… lo mejor es mezclar un poco de agua con sal y poner unas gotitas en el ojo o el oído. En el caso de dolor de garganta, hacer gárgaras con un vaso de agua con una cucharada de sal, para reducir la irritación. Si la irritación es en el cuerpo, lo mejor es darse un baño de agua a la que se le haya añadido sal.
  2. Acelera la cicatrización: Aplicar agua con sal sobre una herida acelera el proceso de cicatrización, así como bañarse en el agua del mar para acelerar dicho proceso.
  3. Aumenta la tensión arterial: Para aquellos que sufran de hipotensión, o tensión arterial baja, un beneficio de la sal es que ayuda a mantener la tensión regulada.
  4. Reduce la congestión nasal: Ponerse un poco de sal en la nariz, mesclada con agua o tal cual, ayuda a reducir la cantidad de mucosidad en las fosas nasales, permitiendo respirar mejor cuando se tiene un resfriado.
  5. Ayuda en el proceso de digestión: Añadir sal a la comida no solo le da buen sabor, también ayuda a que los alimentos se digieran más fácilmente, previniendo así la indigestión.
  6. Evita la retención de líquidos: Permite expulsar bien los fluidos corporales, por lo que impide sufrir problemas de retención de líquidos.
  7. Reduce el estrés: Se ha comprobado que el uso de la sal puede ayudar a controlar el estrés. Si una persona toma un baño al que se le hayan añadido varias tazas de sal, entonces relajará todo su cuerpo y todas sus preocupaciones desaparecerán.
  8. Alivia las agujetas: Si tras mucho ejercicio se da un baño de agua a la que se le haya añadido sal, el cuerpo se relajará y el dolor irá desapareciendo poco a poco. Cuando se tiene agujetas es muy bueno darse un baño de agua con sal.
  9. Elimina las toxinas: La sal ayuda a eliminar las toxinas del organismo y de la piel, por lo que es un desintoxicante natural. Además, al enjuagarse la boca con agua con sal se limpiará de bacterias.

Razones por las que no abusar de la sal

Sin embargo, el consumo de sal elevado puede ser perjudicial para la salud ya que:

  • Si se sufre de presión arterial alta, o hipertensión, esto puede provocar que esta suba mucho más y puede acabar en problemas cardiovasculares.
  • Puede sufrir de trastornos renales.
  • Demasiada sal en el organismo hace que se elimine más calcio, lo que puede provocar osteoporosis.
  • Su abuso favorece sobre todo la aparición de tumores malignos en el estómago.
  • También puede dificultar la función del aparato respiratorio.
  • Su consumo abusivo favorece el sobrepeso y la obesidad.

A pesar de sus riesgos, las propiedades nutricionales de la sal son muy buenas para el organismo y aportan muchos beneficios. Por ello no hay que dudar en utilizarla, pero siempre con sumo cuidado de no abusar de ella.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *