Propiedades de la leche de avena

propiedades de la leche de avena

En algunas ocasiones, la gente sufre intolerancia a la leche de vaca, pero existen ciertas alternativas muy interesantes para poder tomar leche. Una de estas es por ejemplo la leche de avena. A lo largo de este artículo os iremos explicando las diversas propiedades de la leche de avena, así como sus beneficios y también una receta para prepararla de forma muy sencilla.

Propiedades de la leche de avena para nuestra salud.

Si bien es cierto que, al contrario que las propiedades nutricionales de la leche de vaca posee menos proteínas de buena calidad y está falta de hierro o calcio, tiene por otra parte otras alternativas muy saludables.

  • Vitaminas: La avena es rica en vitaminas del grupo B, así como en vitaminas A y E, lo que la transforma en un alimento muy importante para ciertas partes del organismo. Es más, al tomar la leche de avena conserva en su totalidad estas vitaminas.
  • Minerales: Entre sus minerales encontramos que es una buena fuente de nutrientes, tales como el hierro, calcio, sodio, potasio, fósforo, magnesio, omega 6, cobre, zinc y oligoelementos. Sin embargo, como ya dijimos anteriormente, en cuanto a hierro o calcio contiene menor cantidad que la leche de vaca.
  • Carbohidratos: Es una fuente muy rica de fibra y lo que es mejor es que no contiene nada de colesterol ni grasas saturadas. Y, lo que puede ser muy importante para los que padecen intolerancia a la lactosa, es que esta leche no la contiene.

Veamos pues, que beneficios de la leche de avena obtenemos a partir de estos nutrientes:

beneficios de la leche de avenaPermite una fácil digestión: Al tener una alta cantidad de fibra, favorece la fácil digestión de los alimentos que consumamos después de tomar un vaso de esta leche. De hecho, si la comparamos con la leche de soja, esta se digiere con más facilidad.

Previene el cáncer de colon: La fibra elimina las toxinas de los alimentos que pasan por nuestros intestinos, lo que facilita el paso de las heces a través del intestino grueso. Gracias a esto, se previene el cáncer de colon. así que la leche de avena es un gran remedio casero para el colon y los otros problemas médicos relacionados con este.

Efecto saciante: La leche de avena tiene un increíble efecto saciante, lo que la convierte en un alimento estupendo para adelgazar, ya que evitará picar entre comidas.

Combate los radicales libres: Los radicales libres están en todos los alimentos. Como entre las propiedades nutricionales de la leche de avena se encuentra una fuerte cantidad de vitamina E, esta vitamina también se encuentra en: la aceite de oliva, en el melón y incluso en el repollo. Todos estos alimentos te ayudarán a combatir los radicales libres.

Fortalece los huesos: Aunque es un alimento muy bajo en calcio, sí que es rico en fósforo. Dicho mineral cumple las mismas funciones que el calcio para nuestros huesos.

Mantiene sano el cerebro: Nuestro cerebro precisa de fósforo para realizar sus funciones cotidianas. De modo que, un gran beneficio de la leche de avena es que es muy rica en fósforo, y eso ayuda mucho a nuestro cerebro, al igual que la leche condensada.

Calma los nervios: Una propiedad nutritiva de la leche de avena es su riqueza en vitamina B, lo cual fortalece los nervios y calma mucho la ansiedad. Puedes encontrar otros alimentos con estas propiedades en Remedios Caseros para los Nervios.

Reduce el colesterol: Es un alimento con cero colesterol, de modo que no se acumula, y ayuda a asimilarlo mejor, haciendo de esta leche un remedio casero para el colesterol muy efectivo.

Sanea e hidrata la piel: Al ser rica en vitamina A, beber esta leche cuida de nuestra piel al mismo tiempo que la hidrata, evitando que se reseque.

Cómo hacer leche de avena casera.

Veamos ahora como podemos preparar la leche de avena con una sencillísima receta. Tened en cuenta que esta receta es para preparar un litro, si queréis hacer más tendréis que duplicar las cantidades de los ingredientes.

Ingredientes:

  • 1.5 litros de agua mineral.
  • 80 copos de avena.
  • 10 gr. de sal marina.
  • 4 cucharadas de kuzu.
  • 1 cucharada de vainilla en polvo.

Preparación de leche de avena.

  1. Ponemos una cazuela al fuego con el agua. Cuando empiece a hervir echaremos el resto de ingredientes: la avena, la sal marina, el kuzu y la vainilla (es opcional esta última).
  2. Pasamos todo por el pasapurés, de este modo presionaremos los copos de avena y extraeremos todas sus propiedades.
  3. Lo colamos todo con el colador, ayudándonos con una cucharada.
  4. Ponemos un embudo en una botella de cristal, o plástica, y echamos la leche dentro. La dejamos reposar en la nevera por unos cinco días y ya tenemos la leche lista.

Las propiedades de la leche de avena, si bien es cierto que son menores que otros tipos de leche, no dejan de ser muy buenas para nuestro cuerpo. Así que animaros a probarla.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *