Propiedades de la col y sus beneficios

Si buscamos un alimento que cuide de nuestro cuerpo al mismo tiempo que se ocupe de alimentarnos de forma sana, tendríamos que elegir la col. ¿Por qué? Pues porque las propiedades nutricionales de la col son de las más maravillosas que podamos encontrar.

Propiedades de la col

Veamos cuales son las propiedades de la col más importantes:propiedades de la col

  • Calorías: La col contiene tan solo 30.20 calorías por cada 100 gr. que consumamos, lo que representa un 1% de la cantidad de calorías que un adulto precisa.
  • Vitaminas: Siendo sumamente rica en vitamina C, la potencia de esta vitamina la comparte con la vitamina E y la K, con un poco de presencia de la vitamina B9.
  • Minerales: Lo bueno de la col, es que contiene, sobre todo, una cantidad muy importante de potasio. En menor medida contiene algo de fósforo y calcio, así como de sodio. También contiene yodo y magnesio, pero muy poquito.
  • Carbohidratos: El azúcar es el hidrato de carbono más presente en la col, siendo una cantidad muy pequeña. Le siguen la fructosa y la glucosa, pero por muy poco.

Beneficios de la col

¿Qué beneficios de la col aprovecha nuestro cuerpo?

  1. Ayuda a combatir el cáncer: Aunque no lo elimina, al ser un alimento rico en vitamina C, ayuda a regenerar todas aquellas células que hayan quedado muy dañadas.
  2. Perfecto para dietas: Es un alimento muy bajo en grasas saturadas, así como en calorías, por lo que es perfecto para aquellas personas que están a dietas.
  3. Curar úlceras: El jugo de la col es perfecto para curar dichas úlceras, así como para fortalecer nuestro sistema digestivo.
  4. Ayuda en el crecimiento: Gracias a su alto contenido en potasio, la col favorece el crecimiento muscular durante la etapa de crecimiento de los más pequeños.
  5. Combate los radicales libres: Los radicales libres están presentes en todos los alimentos, pero una propiedad de la col es su contenido en vitamina E. Dicha vitamina combate estos radicales, impidiendo que dañen nuestro organismo.
  6. Cuida de la piel: Gracias a su alto contenido en vitamina C, junto con la vitamina K, el tomar col ayudará a mantener a nuestro piel sana, puesto que una sirve para regenerar células dañadas y la otra las fortalece.
  7. Reduce el colesterol: Está totalmente demostrado que la col es un aliado para quienes sufren de colesterol, evitando así posibles problemas cardiovasculares.
  8. Perfecta para nuestro corazón: Una de las funciones del magnesio y el potasio es asegurarse que nuestro corazón funciona como es debido. Ambos combinados, son perfectos para cuidar de él.
  9. Estupenda para conseguir energía: La propiedad nutricional de la col demuestra que su contenido en yodo no es muy elevado, pero si importante. El yodo obtiene energía de los alimentos que es trasladada a nuestras células, de modo que tenemos un importante beneficio de la col aquí.
  10. Regula el tránsito intestinal: Esta demostrado que la col es un alimento muy ligero, que ayuda a regular el tránsito intestinal cuando se padece estreñimiento o diarrea.

Variedades de col

Existen diversas variedades de la col, siendo las más famosas:

  • Col rizada: Es de las más cultivadas en huertos o la que la gente cultiva en su casa, bien conocida por sus hojas rizadas y verodsas.
  • Coliflor: La más comercializada en el mercado, que se distinto por su pella blanca en el centro, pero se ha comenzado a vender de otro color como el violenta o naranja.
  • Coles de Bruselas: Las colecitas nacen alrededor del tallo principal, y son muy famosas por su estupendo sabor.
  • Brécol: Se parece bastante al brócoli, pero no son tan conocidas. Alcanzan hasta los 15 cm cuando comienza su floración.
  • Brócoli: Los reconoceréis por ser pequeños y porque suele ser la variedad de la col que más incluimos en nuestra dieta de verduras.

Las propiedades nutricionales de la col son variadas, y estupendas para nuestro cuerpo. Todavía se siguen realizando estudios para encontrar en que más campos puede aprovecharse esta estupenda verdura.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *