Propiedades de la alcachofa

propiedades de la alcachofa
Uno de los ingredientes de moda en prácticamente todas las dietas de adelgazamiento actuales, es la alcachofa. Esto es debido a que estamos ante una hortaliza con muy bajo aporte calórico, pero con unas cualidades nutricionales excepcionales. No obstante, las propiedades de la alcachofa no se quedan únicamente en el ámbito de la pérdida de peso, sino que su consumo nos proporcionará beneficios adicionales.

Generalmente la alcachofa se come cocinada, aunque como es habitual, esto implica la pérdida de gran parte de sus nutrientes. Es más recomendable su consumo cruda, siendo para esto más aconsejables las alcachofas tiernas de pequeño tamaño, aliñadas como cualquier ensalada.

Estas son algunas de las propiedades de la alcachofa más interesantes.

beneficios de la alcachofaEn primer lugar, podemos destacar el potente efecto diurético de esta hortaliza. La alcachofa es realmente efectiva para favorecer la eliminación de toxinas y desechos de nuestro organismo a través de la orina, permitiendo además evitar la retención de líquidos. En este sentido, otras hortalizas como el apio, el tomate o la cebolla, tienen efectos similares.

Muchos de los beneficios de la alcachofa están relacionados con su función digestiva. Por una parte, destacar su elevado contenido en cinarina. Esta sustancia estimula la secreción biliar, contribuyendo a digerir más eficazmente las grasas, disminuyendo además su absorción. Por otro lado, al disminuir la presencia de grasa en sangre, se optimiza la función hepática.

Señalar además la presencia de esteroles en su composición, también muy efectivos para evitar la absorción de colesterol en el intestino. A esto hay que añadir la alta proporción de fibras solubles, que igualmente se adhieren a la grasa, impidiendo su absorción.

Estas propiedades explican por qué la alcachofa es tan apreciada en las dietas de adelgazamiento, impidiendo la absorción de grasa en varios frentes simultáneamente, y contribuyendo activamente a la reducción de los niveles de colesterol en sangre.

Otra propiedad de la alcachofa relacionada con el sistema digestivo, es su capacidad para evitar la formación de gases, por lo que su consumo está muy recomendado ante comidas pesadas, o por parte de quienes sufren frecuentemente esta molesta afección.

Muy interesante resulta también la alta presencia de inulina en su composición. Esta sustancia, muy similar a la insulina, reduce los niveles de glucosa en sangre, lo que convierte a la alcachofa en un fantástico aliado para los enfermos de diabetes.

Un último beneficio de la alcachofa que podemos destacar, es su elevado contenido en calcio, siendo perfecta para reforzar nuestra estructura ósea. Esto resulta especialmente interesante para personas con osteoporosis o afecciones similares.

¿Te ha resultado interesante? Comparte estas sorprendentes propiedades de la alcachofa con tus amigos en tu red social favorita, y no olvides que esperamos tus comentarios.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *