Mechas de colores en casa paso a paso

Materiales para unas mechas atrevidas de colores

Para que el color se agarre bien a tu cabello (sobre todo si lo tienes oscuro) el paso previo al tinte es la decoloración. Tendrás que aplicar un producto decolorante que modifique la oscuridad de tu cabello para que el color se vea con brillo y potencia.

Si sólo quieres experimentar un poco con un cambio de aspecto muy original puedes permitirte probar con tintes fantasía más económicos. Es posible que su calidad no sea la óptima y tus mechas no duren todo lo que te gustaría, pero partimos de la base de que sólo quieres hacer algunas pruebas provisionales.

En el caso de que ya lo tengas claro, es mejor que inviertas algo más de dinero y adquieras un producto de calidad que te garantice unos resultados más duraderos y que le de a tu cabello el trato que se merece. Considéralo como una inversión necesaria con la que te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza en el futuro.

¿Cuáles son las mejores marcas de tinte fantasía? En cierto modo es una cuestión de preferencias, pero las que mejor se ajustan a los tonos de color que esperas obtener y se mantienen durante más tiempo son: L’Oréal HiColor, HiLights, Crazy Colors y Manic Panic. ¿Un consejo? Si no tienes demasiada experiencia como peluquera utiliza los tintes temporales en spray.

Mechas caseras de colores en 5 pasos

¿Preparada para la acción? Ha llegado la hora de la verdad, pero no te pongas nerviosa. En 5 sencillos pasos estarás lista para lucir un estilo mucho más atrevido y original.

  1. Utiliza un producto protector de calor sobre el cabello (en gel o spray) y espera a que se seque. Esto te ofrecerá cierta protección frente a los químicos que vas a utilizar sobre la melena.
  2. Separa los mechones de pelo que quieras cambiar de color y aplica el decolorante con ayuda de un pedazo de papel de aluminio. Así cuando acabes de aplicar el decolorante podrás envolver cada mechón con ese pedazo de papel.
  3. Transcurrido el tiempo de aplicación del decolorante, quita el papel de aluminio y utiliza el secador para peinar los mechones decolorados.
  4. Prepara cada mechón para el proceso de coloración del mismo modo que hiciste durante la decoloración: con ayuda de un pedazo de papel de aluminio aplica el tinte ya mezclado sobre el cabello decolorado. Si has elegido un tinte tradicional, lo harás con la brocha. En el caso de los sprays para mechas temporales tendrás que pulverizar el producto con cuidado de no manchar el resto del cabello.
  5. Espera el tiempo indicado en las instrucciones del producto que hayas utilizado y ¡listo! Ya puedes presumir de una melena de colores. A partir de ahora, ten especial cuidado en la hidratación de tu cabello y sobre todo, no lo laves con agua caliente si quieres mantener la vivacidad de los resultados obtenidos.