Luce una cabellera envidiable con tus extensiones naturales permanentes

¿Cuándo recurrir a las extensiones naturales permanentes?

Si no eres una superstar de la talla de Beyoncé, Katy Perry, Shakira o Rihanna que, como todo el mundo sabe, son fans reconocidas de las extensiones permanentes, puesto que recurren a ellas para verse espectaculares en sus shows, tal vez estés preguntándote cuándo usar este complemento.

Una buena ocasión, pues, sería cerca de fin de año. Como todos sabemos, es temporada de celebraciones: se acercan Navidad y Año Nuevo y vamos de reuniones, brindis y cócteles con muchísima frecuencia; una excelente oportunidad para la colocación de extensiones naturales y lucirlas durante todo este período.

Por cierto, otro momento del año ideal para acudir a la peluquería por tus extensiones permanentes es el inicio de la temporada estival, cuando dejamos el estudio o la oficina para entrar en vacaciones e ir con mayor asiduidad a la discoteca, a recitales, a pubs o a cenar a restaurantes y deseamos lucir una cabellera que despierte admiración en hombres y mujeres.

¿Por qué extensiones naturales de clip? Son más caras…

Claro, esa es la pregunta que todas se hacen al momento de averiguar los precios de estas extensiones en relación a las confeccionadas con cabello artificial. La respuesta es contundente: las extensiones de cabello natural son mucho más fáciles de mantener ya que, una vez puestas, aceptan los mismos tratamientos capilares que decidas otorgarle a tu propio cabello.

De modo que adelante con tintes, baños de crema, alisados, permanentes y demás; tus extensiones de pelo natural no se deteriorarán por ningún motivo. Solo ten cuidado de no limpiarte el cabello con agua excesivamente caliente, y ya. También tienes que tener cuidado al desenredarte el pelo después del lavado, claro, para no tirar de tus extensiones; pero fuera de esa mínima precaución, el mantenimiento es por demás sencillo.

¿Entonces… te decides a hacer el cambio?