Los grandes beneficios de la natación para la salud

De los diferentes deportes que pueden realizarse a diario para mantenerse sano, la natación es de los más recomendados.

Los grandes beneficios de la natación para la salud

Muchos medios de comunicación importantes, como el periódico El Mundo, han hecho hincapié en incontables ocasiones de lo importante que es la natación para la salud. Una sola hora de natación al día aporta:

  • Retraso al proceso de envejecimiento: Se ha demostrado que la práctica moderada de este deporte retrasa la etapa de envejecimiento, puesto que aumenta la capacidad motriz y la memoria al requerirse concentración y coordinación.
  • Se queman muchas calorías: Nadar quema más calorías que correr, puesto que los músculos deben esforzarse seis veces más, pudiendo quemar hasta 600 calorías en una hora.
  • Mejora la atención: Para ser más rápido se requiere mejor concentración, además de mejorar el tiempo de reacción de la persona que practique este deporte.
  • Fortalece el cuerpo: Dado que el esfuerzo de nadar es mayor que el de correr, la natación aumenta la masa muscular, además de volverse más resistente. Por otro lado, las articulaciones consiguen más movilidad y elasticidad, debido al esfuerzo del ejercicio que se realiza.
  • Mayor control de la respiración: Para no agotarse rápidamente es necesario tener un control de la respiración única. Una vez conseguida, se puede respirar mejor a lo largo del día.
  • Reduce dolores y sanea heridas: Nadar es perfecto para personas que sufren dolores de columna, ya que mejora su elasticidad, o en las extremidades, pues estás se encuentran más libres de cargas y se relajan. Por otro lado, especialmente en el mar, las heridas cicatrizan más rápido.
  • Favorece la buena circulación: Mientras se está nadando, los órganos del cuerpo están activados, lo que hace que la sangre fluya regularmente. Esto permite una buena circulación.
  • Es relajante: Quizás el punto más fuerte de la natación es que es un deporte muy relajante. Nadar relaja el cuerpo y la mente, mejorando el humor y eliminando el estrés.

Ya sea en el mar o en una piscina pública, o privada, nadar es un deporte que debe practicarse todo el año. No hay porque esperarse solo al verano. En piscinas privadas se pueden instalar cubiertas de piscinas que la protegen de las bacterias y del frío, permitiendo usarla el resto del año. En el caso de no disponer de una, siempre queda la opción de las piscinas públicas, que están protegidas del exterior y no importa si hace frío o calor, siempre estarán a la temperatura adecuada para nadar en ellas y disfrutar de los beneficios de este deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *