Looks con extensiones grises

Extensiones grises para un cambio radical

Las extensiones grises, en algunas ocasiones, pueden ser la salvación de las mujeres que pretenden cambiar de look radicalmente, sin dañar su melena. Las extensiones con mechones de cabello color gris plata, colocadas en un cabello negro, dan como resultado un look llamativo y muy elegante.

Se puede hacer con un peinado de melena corta, al cual añadimos longitud para tener el pelo más largo y singular, gracias al color de las extensiones. Las extensiones grises se hacen con un tipo de pelo decolorado en color plata, en forma de degradé, con lo que se consigue una apariencia de la melena sombreada. El mechón de pelo gris hecho con cabello sintético es más económico que el natural.

Si estás harta de las típicas extensiones de colores vivos lo mejor que puedes hacer es probar a dotar a tu rostro de un color apagado como es el gris, que aporta sobriedad y elegancia.

Forma de aplicar las extensiones de cabello

La forma de colocarlas es muy sencilla: se coloca un mechón a la altura de la nuca, en forma en U, y, para lograr el efecto deseado, las extensiones se colocan desde el medio de la cabeza hacia los lados, y se sujetan los clips en el pelo que está debajo. Si la diferencia del largo de la melena y las extensiones es muy grande, será necesario crear una progresión de la longitud con capas, a unos 45 grados, desde la parte corta del cabello hacia las puntas de las extensiones.

Se puede mejorar aún más el look añadiendo unas suaves ondulaciones desde la mitad del pelo, empleando un rizador. Después se desarmarán los rizos, para que se vean más naturales.