Las repercusiones del uso constante del móvil

¿Quién puede negar que la tecnología nos hace la vida más fácil? Todo el mundo sabe que ahora la vida es más cómoda: lavadoras fáciles de programar y que cuentan con secadora incorporada, televisores inteligentes que funcionan con voz o reservar una prueba de coche cómodamente desde tu casa. Pero, ¿cuán insano es el abuso de esta para nuestra salud?

Un abuso constante no es bueno

Hay quien pasa horas y horas delante del ordenador o chateando por teléfono móvil sin saber los grandes riesgos que corre para su salud. Los casos más típicos de los últimos años han sido:

  1. Síndrome del túnel carpiano: Es la enfermedad más común en las personas que siempre están conectadas a los chats, jugando a videojuegos o conversando con otras personas a través del teléfono móvil. Una enfermedad que no es nada fácil de solucionar, en la que el nervio que va desde el antebrazo hasta la mano se atrapa a nivel de la muñeca, causando un fuerte dolor.
  2. Daños en la audición y la visión: ¿Alguien se acuerda de los 80 cuando los adultos se quejaban que sus hijos ponían la música a todo volumen? Esto ni de lejos se acerca a lo que pueden sufrir actualmente. La costumbre del uso de unos cascos para usarlos mientras se juega, poniendo el volumen muy alto, o lo económico que resulta hoy en día tener un home cinema en casa, son los principales causantes de los daños de audición de los últimos años, que producen hipoacusia. Además, el abuso del ordenador o del teléfono móvil produce serios problemas en la visión, que pueden acabar en ceguera.
  3. Sobrepeso: Si en la década de los 90 los niños ya hacían poco ejercicio, con la llegada de las tecnologías de ahora hacen mucho menos. Los estudios confirman que cada vez los niños están más “obesos” debido al exceso del uso que hacen de la tecnología, lo cuál no es nada bueno para su salud.
  4. Daños en el cerebro: Se ha demostrado que un abuso de la tecnología tiene importantes problemas para la salud mental, provocando depresión, aislamiento social o la ansiedad. Incluso la pérdida del placer y el disfrute de las actividades diarias.
  5. Adicción: Es quizás lo peor que puede provocar el abuso de la tecnología. No es extraño encontrar personas que son unas verdaderas adictas a los teléfonos móvil o a jugar a juegos en línea. Por eso hay que marcar un horario para evitarlo.

Aunque un dispositivo se pueda reparar en empresas especializadas como reparariphonebarcelona.com, hay que andarse con mucho cuidado al abusar de la tecnología. Por los daños producidos en el organismo si que no tienen solución con el paso de los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *