Las enfermedades oculares más comunes

¿Sabías que una de las partes del cuerpo que más se descuidan son los ojos? El trabajo, el día a día, la mala rutina del descanso… todo esto hace que los ojos sean la parte que menos preocupa a la sociedad. Y esto acaba provocando la aparición de muchas enfermedades.

¿Cuáles son las más comunes?

El ojo es uno de los órganos principales, a través del cual podemos utilizar el sentido de la vista. Su función es detectar la luz, y esta es transformada en señales eléctricas e impulsos nerviosos, que son enviados al cerebro a través del nervio óptico y convertidos en imágenes.

Sin embargo, es también una de las partes del cuerpo que se encuentra con mayor riesgo de sufrir el ataque de bacterias, lo que puede traer consigo la aparición de alguna de estas enfermedades:

  • Conjuntivitis: Es una inflamación de la membrana que recubre el interior de los párpados, llamada conjuntiva. Lo normal es que el párpado se enrojezca, se sienta fotofobia y lagrimeo. La principal causa es por alergia.
  • Hipermetropía: Es una dificultad para visualizar los objetos cercanos al ojo. Aparece con mayor frecuencia que otras, pero no es muy grave y no es progresiva.
  • Miopía: Una de las enfermedades que más se padecen en el mundo, y es la dificultad de poder ver bien los objetos que están a una distancia lejana.
  • Astigmatismo: Es la dificultad para ver los objetos enfocados. Pero en los casos más grandes, se puede notar como la visión está borrosa, los objetos parecen distorsionados y se nota una disminución de la agudeza visual.
  • Estrabismo: Es la desviación de uno de los ojos o de ambos. La detección temprana es crucial para la corrección posterior.
  • Presbicia: Es la pérdida gradual de la vista, que impide ver con claridad objetos que se encuentran cerca del ojo. Se la conoce también como vista cansada, y se suele manifestar entre los 40 – 50 años.
  • Cataratas: Una de las enfermedades más comunes que aparece a partir de los 50 años y que consiste en la pérdida progresiva de la transparencia del cristalino, produciendo dificultad de la luz para penetrar en el ojo.
  • Glaucoma: En el ojo hay un líquido acuoso que nutre y aporta oxígeno a algunas estructuras intraoculares, como la córnea y el cristalino. Pero si esta es elevada, aparece una enfermedad conocida como glaucoma, que puede ser muy grave si no es tratada a tiempo.
  • Retinopatía diabética: Aparece en personas que padecen de diabetes. Los cambios de visión se nota con el paso del tiempo, hasta padecer mala visión en ambos ojos.
  • Desprendimiento de retina: A pesar de lo mucho que ha avanzado la ciencia, todavía no se conoce una causa concreta para el desprendimiento de retina. Aparecen puntos negros en la visión, la distorsión de los objetos y las imágenes, además de perder agudeza visual.
  • Ceguera: La más grave, en la que los ojos pueden perder de manera severa o completa la visión. Entre una de sus principales causas, se encuentra que las cataratas o el glaucoma no son tratados a tiempo.

Ahora, ¿qué se puede hacer para prevenir la aparición de estas enfermedades? Es cierto que muchas están relacionadas con la edad, pero sí que se puede ralentizar su aparición.

  • Descansar de estar delante del ordenador u otro aparato electrónico es lo más importante, por lo menos unos 10 minutos cada dos horas, cerrando los ojos para que descansen.
  • Usar cualquier aparato electrónico en una habitación bien iluminada es importante, así como también cuando se intente leer o anotar algo en una hoja de papel. Lo ideal que sea luz natural, pues la mejor para los ojos.
  • A la hora de salir a la calle, los días de sol es recomendable salir con una gorra y gafas de sol, para proteger bien los ojos durante los meses de verano. Especialmente cuando se va a la playa.
  • No hay que acercarse nunca demasiado a las cosas. Si se tiene problemas para leer, lo mejor es utilizar alguna lupa o aumentador del ordenador.
  • Hay que descansar por lo menos 8 horas por la noche, para que los ojos descansen bien. Menos de eso es peligroso para la vista.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina A es muy bueno para los ojos, ya que esta es la responsable del cuidado de los ojos y manutención.
  • Usa gafas si las necesitas. No es bueno que estés sin ellas porque eso daña mucho tu vista.
  • Nada de trasnochar. Si estás cansado, lo mejor es que te vayas directo a la cama y dejes tus planes nocturnos para otro día, que estés más descansado.
  • Hazte revisiones de vez en cuando en un Instituto Oftamología Avanzada para ver que tal está la salud de tus ojos.
  • Si se resecan mucho los ojos, serían recomendable que comenzases a utilizar algunos colirios, para fomentar el lagrimeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *