La importancia de una buena limpieza en la lengua

importancia de una buena limpieza en la lengua

Una de las grandes olvidadas en nuestra limpieza oral diaria es la lengua y cuando nos cepillamos los dientes y las encías debemos recordar la importancia de una buena limpieza en la lengua, pues con ello podemos evitar una serie de complicaciones orales como el mal aliento. Por este motivo, muchos especialistas en salud dental, como los profesionales de Clínicas Propdental, apuntan la importancia de mantener una buena higiene lingual, y en Vivir Sanos te vamos a explicar con detalle por qué es necesario cuidar este aspecto.

Existen muchas partes en nuestra boca donde es posible que se acumulen restos de bacterias y biofilm oral, no únicamente en la superficie de los dientes. Otros lugares donde pueden aparecer también bacterias es entre los dientes, la línea de las propias encías o en la superficie de la lengua y no limpiarnos esta profundamente suele ser un error bastante común en nuestra limpieza bucodental diaria.

Existen muchas personas que solo prestan atención a la limpieza de la lengua cuando la misma tiene cambios de color o notan ardores. Una lengua que esté sana tiene que tener aspecto rosado, pero incluso de esta manera irá almacenando un número grande de bacterias y es por ello que tener una buena higiene bucal es fundamental si queremos tener una prevención oral óptima.

¿Qué claves existen para tener una buena limpieza en la lengua?

Cuando nuestra lengua tiene un aspecto blanquecino, suele ser sinónimo de contar con problemas de tipo gástrico, candidasis o mala higiene oral. El tabaquismo o consumir alcohol alteran la superficie de nuestra lengua. Para evitar esto, vamos a daros una serie de recomendaciones para limpiar nuestra lengua:

  • Irrigador bucal: magnífico aliado para limpiar la superficie de la lengua. Solemos usarlo para limpiar resto de alimentos o bacterias que se incrustan en los dientes, pero también vale para limpiarla.
  • Limpiador lingual: estas herramientas se han diseñado de forma específica para limpiar nuestra lengua. Tienen fácil adaptación a la superficie de la lengua, de manera que se puede raspar suavemente para así ir eliminando restos de bacterias.
  • Enjuague bucal: usar colutorios después del cepillado es algo bastante recomendable, pues se llega a zonas donde es complicado el acceso con el cepillo, como los espacios interdentales, la línea de las encías y partes que están en la zona posterior de la lengua.
  • Cepillarse diariamente: si queremos limpiar nuestra lengua, podemos usar el cepillo. La clave principal es raspar la superficie suavemente para así no dañarla, pudiendo hacer esto con movimientos verticales de atrás hacia adelante.

Hay que tener en cuenta que una buena rutina en nuestra salud bucodental tiene que basarse en el cepillado diario después de cada comida. Además de esto, tiene que complementarse el cepillado con el enjuague bucal y el hilo dental. En definitiva, si queremos contar con una buena limpieza efectiva, tendremos también que cuidar de nuestra lengua.

Por ello, te recomendamos encarecidamente visitar regularmente al dentista, para que así pueda detectar las alteraciones que puedan darse en la superficie de tu lengua.

Esperamos que después de toda esta información, te hayas concienciado de la importancia de una buena limpieza en la lengua. Nuestra salud está en juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *