La base de la buena alimentación

Las personas tienen muchos frentes abiertos que les lleva a tener una mala alimentación; poco tiempo para cocinar, el comer comida rápida (lo que se conoce como comida basura) y la falta de ejercicio son las tres principales causas de la mala alimentación en la actualidad. Pero, ¿qué puede hacer una persona para remediarlo?

Hay que comenzar a tomarse la dieta en serio

Una dieta inadecuada puede acabar llevando a problemas a serios de salud, pero si a tiempo se puede empezar a seguir una dieta mediterránea, es posible que muy pronto uno pueda solucionar algunos problemas de salud como la obesidad.

Pero, realmente, ¿qué es lo que hay que hacer para realizar una buena dieta?

  • Comer fruta y verdura: Tres raciones de fruta y dos de verdura al día. Un gesto sencillo que puede ayudar a tener una mejor calidad de vida, gracias a que estos alimentos son muy ricos en vitaminas y minerales, además de la gran capacidad antioxidante que ayudará a cuidar mejor de las células del cuerpo y prevenir el cáncer.
  • Compaginar alimentación con otras cosas: ¿Sabes lo saludable que resulta compaginar la dieta diaria con algún otro producto que te aporte vitaminas y minerales? Por ejemplo, te puedes tomar un actimel al día para fortalecer tus defensas o cuando sientas apetito, para reducir la gula y así evitar picar entre horas.
  • Consume varios cítricos: Muchos creen que los cítricos son un alimento que solo hay que tomar durante el invierno, ya que ayudan a fortalecer el sistema inmune y prevenir los catarros o a recuperarse de la gripe. Pero, es muy bueno para el organismo tomar un vaso de zumo de naranja, mandarina, limón o de pomelo al día para recibir la vitamina C necesaria.
  • Ajo, el mejor alimento: Todo el mundo conoce las maravillosas propiedades del ajo. Un alimento que puede ayudar a combatir cualquier tipo de enfermedad, pero al mismo tiempo también es un buen alimento. Comer un par de dientes de ajo por la mañana es una buena forma de evitar la gula después de desayunar hasta la hora del almuerzo. Aunque algunos recomiendan comer nueve dientes de ajo al día.
  • Yogures: Si estás a dieta será mejor que te olvides de natillas de chocolate, de flanes o de tartas de queso. El mejor alimento para comer después de una comida es un buen yogur, así como también cuando sientes que tienes bastante apetito porque no te ha dado tiempo a comer fuerte.
  • Controla la cantidad de comida en cada toma: Hay que comer cinco comidas al día, es lo que siempre se ha dicho. Pero no hay que pasarse con la cantidad. El desayuno tiene que ser fuerte, seguido por un desayuno medio (un zumo, con una tostada), una comida fuerte, una merienda ligera y finalmente una cena también ligera, puesto que por la noche es cuántas más grasas se acumulan en el organismo.
  • Agua: Nada es más importante que beber agua a lo largo del día. El líquido también ayuda a evitar sentir apetito a lo largo del día, y además es un buen limpiador de toxinas del organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *