Ideas para pintar las uñas de manera sencilla

Ideas geniales para pintar uñas cortas

Unas uñas bien cuidadas se ven genial cuando las decoras, tanto si se trata de uñas largas como de uñas cortas. Si las llevas cortas porque te resulta más cómodo, está muy bien. Pero si tu problema es que te muerdes las uñas vas a tener que empezar a quitarte esa manía. Unas uñas mordidas nunca van a lucir igual de bien, así que ya sabes cuál es el primer paso.

En segundo lugar tienes que tener en cuenta que el objetivo de la decoración en uñas cortas es el de generar una sensación de amplitud. Por este motivo es recomendable que no satures la uña con demasiados colores sino que escojas las combinaciones más idóneas.

En este sentido la manicura francesa es tu gran aliada. Puedes darle un toque personal a la tradicional línea blanca y utilizar en su lugar otro tono (rosa por ejemplo) y aprovechar para dibujar con un rotulador para uñas diminutos motivos (puntitos o florecillas que destaquen bien sobre el color que hayas elegido).

También son muy prácticas las pegatinas para uñas pues al tener menor espacio te complicarás menos a la hora de decorarlas. Pero sin duda la opción más sencilla de todas es la de utilizar uno o dos colores transgresores y pintarlas solo con ellos.

Ideas y trucos para pintar uñas largas

Las uñas largas dan mucho más juego, pero es importante que las mantengas sanas, limpias y fuertes para que tus diseños tengan un aspecto reluciente.

La manera más sencilla de decorar unas uñas largas es recurriendo a las líneas rectas y combinaciones de colores: rojo y negro, blanco y azul, verde y amarillo… ¡Atrévete a mezclar tonalidades! Con ayuda de cintas adhesivas es muy fácil conseguir líneas perfectas con las que dotar a tus uñas de un atractivo equilibrio simétrico.

¿Quieres algo más original en cuestión de minutos? Pinta tus uñas y consigue un estampado genuino con papel de periódico. Primero las pintas con esmalte blanco, luego las sumerges en alcohol y mientras aún están húmedas las rodeas con un trozo de papel de periódico. Las letras se quedan adheridas al esmalte y dan un efecto muy peculiar.