Hígado graso – síntomas y tratamiento

hígado grasoEl hígado graso es una enfermedad muy peligrosa, y lamentablemente muy común (entre el 10 y el 25% de la población la sufre). El nombre médico para esta enfermedad o patología, es Esteatosis hepática. Hay docenas de razones por las cuales la grasa se empieza a acumular en el hígado: desde infecciones virales, ingestas excesivas de alcohol, o simplemente, tener una dieta alta en grasas saturadas.

Hay 4 factores de riesgo, que los médicos tendrán en cuenta a la hora de diagnosticar a un paciente con hígado graso.

La primera y más básica es si la persona sufre de obesidad, cuanto más alto es el nivel de obesidad más posibilidades tienes de sufrir esta patología. El segundo grupo de riesgo que se suele tener en cuenta son aquellas personas con Diabetes tipo uno o dos, esto se debe a que muchas personas que sufren de esteatosis hepática, suelen ser diabéticos.

Los dos últimos factores de riesgo que quiero comentar son: hipertrigliceridemia y hypercholesterolaemia. Estos son problemas de la circulación, con conexiones a la dieta y estilo de vida. Como puedes ver el hígado graso, parece estar relacionado con la dieta, y con el estilo de vida (deporte y ejercicio físico). Por ello la mejor manera de evitar problemas con la acumulación de la grasa en el hígado es llevando una vida saludable, comer equilibrado y realizar ejercicio moderado.

Como evitar el hígado graso

Los médicos, gracias a los muchos estudios realizados en pacientes que nos han permitido encontrar algunas maneras eficaces de evitar la acumulación de grasa en el hígado (y otras partes del cuerpo), recomiendan varias maneras para combatir esta patología . El último estudio de este estilo en ser publicado recalcaba los efectos beneficiosos del café sobre el metabolismo humano, en especial en personas con esta dolencia.

Sin duda alguna, una de las cosas más importantes que hemos aprendido gracias a este estudio es:

El consumo de 4 tazas de café (espresso) al día, ayuda a reducir la acumulación de grasa visceral. El mismo efecto se puede lograr con el té y algunas otras infusiones naturales.

Esto no significa que un consumo excesivo de cafeína vaya a ayudar si ya tenemos problemas con la grasa. Esto es algo preventivo, y el consumo masivo de cafeína también está relacionado con enfermedades y problemas de salud bastante amplios.

Recuerda, la mejor manera para evitar el 80% de los problemas de salud es con una dieta sana, y ejercicio todos los días. Puede empezar añadiendo antioxidantes y vitaminas C, B y D a tu dieta, o con unos ejercicios básicos todos los días.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *