Extensiones californianas de queratina

La forma más sencilla de transformar tu cabello sin ponerlo en riesgo

Las extensiones californianas con queratina son ideales para las mujeres que quieren verse más naturales y sentirse seguras de su look. Estos mechones ayudan a mantener el cabello alejado de los peligrosos productos químicos que dañan, en parte, la estructura capilar y el cuero cabelludo. Por otro lado, escoger el color que desees y lucirlo perfectamente en tu pelo, en menos de 40 minutos, es una alternativa que a todas nos encanta. Sin importar los eventos y las fechas especiales en las que tu melena tenga que lucir bien, con unos retoques quedarás como recién sacado del salón de belleza.

Lo que necesitas para que tus extensiones californianas luzcan perfectas:

1.Cepilla y plancha tu cabello: para un mejor manejo y aplicación dedícale un tiempo a tu cabello para desenredarlo y dejarlo muy manejable.

2.Separa tu cabello: se segmenta el cabello en tres parte. Los laterales puedes cogerlos con un gancho para pelo, mientras que la del medio se recoge en forma de coleta, con la intención de dejar solo cuatro dedos de cabello en la parte de la nuca.

3.Coloca las primeras mechas: a continuación se realiza la aplicación en la parte que has dejado libre (la de la nuca), respetando dos dedos de separación entre el cabello y el cuero cabelludo. Te recomendamos que con la ayuda del peine o un palillo vayas tomando mechones de aproximadamente de 0.5 cm, de igual forma, será con la extensión.

4.Pega las mechas: colocas la punta de la mecha, la que va adherida a tu cabello natural, en la queratina para que esta vaya absorbiendo este tipo de pegamento. También, puedes agregarla con la ayuda de un pincel, en un espacio de 1cm, una cantidad considerable del producto.

5.Fija las mechas a tu cabello natural: una vez que hayas aplicado bien la queratina –una vez has retirado un poco el exceso de ella- es hora de aplicar las mechas a tu cabello natural. Una vez que la coloques, con ayuda de los dedos comienzas a darle suaves movimiento de enroscamiento (como si quisieras apretar y aflojar un tornillo suavemente).

6.Segunda capa (opcional): deja un espacio aproximado de un dedo del lugar donde estabas colocando tus mechas californianas hacia arriba. Y vuelves a realizar el método anterior.