Entornos saludables para niños y adultos

entornos saludables para niños y adultosPara entender qué son los entornos saludables debemos acudir a la OMS (organización mundial de la salud) que los define de esta manera: “Un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no la simple ausencia de enfermedad”. Los entornos saludables han ido cambiado con el paso de los años, antes el mero hecho de no padecer una enfermedad o incluso la muerte era suficiente, afortunadamente esos entornos se han desarrollado hasta lo que son hoy en día. Vamos a conocer cómo deben ser los entornos saludables para niños y adultos.

Entornos saludables para niños

Según la OMS “Todos los niños tienen derecho a crecer en un ambiente saludable, esto es, a vivir, estudiar y jugar en lugares sanos”. Esto que a simple vista parece tan sencillo en muchas ocasiones se vulnera.

  1. El hogar: el hogar de los niños debe ser un entorno saludable, que disponga de agua potable, aire puro y limpio, y por supuesto seguro. La alimentación también es básica a la hora de poder conseguir un entorno saludable, es decir seguir unos buenos hábitos de alimentación.. Que haya tranquilidad en la casa para que los pequeños puedan descansar y estudiar. Los padres deben ser los principales responsables de crear ese entorno saludable en el hogar y se puede hacer mediante pequeños gestos como enseñar al niño a que debe ventilar el dormitorio al menos 15 minutos cada día o cuáles son los alimentos más saludables para él.
  2. La escuela: Este lugar es muy importante para que los niños puedan desarrollarse intelectualmente y conseguir una profesión en el futuro. Tener acceso a un aula limpia, sin ningún riesgo de contraer enfermedades, disponer de material escolar, son algunos de los elementos esenciales que desde la escuela se debe conseguir.
  3. La comunidad: Según la OMS este es el tercer pilar en el que construir los entornos saludables. En la comunidad estamos todos, son los pequeños gestos de cada uno de nosotros los que hacen que la comunidad sea un entorno limpio y perfecto para los niños.

Los datos que revela el estudio de la OMS son escandalosos: “ más de cinco millones de niños mueren cada año por enfermedades relacionadas con el ambiente y problemas tales como diarreas, enfermedades respiratorias… muchos millones más se ven debilitados por esas enfermedades o viven con problemas crónicos relacionados con el ambiente…”. Por lo que recomendamos que los niños aprendan hábitos saludables desde pequeños para prevenir todos estos males.

Entre todos debemos conseguir que esas cifras desciendan drásticamente.

Entornos saludables para adultos

Los adultos también necesitan unos entornos propicios para poder desarrollar un trabajo saludable. “la salud ocupacional está experimentando un notable avance… no solo hace referencia a la protección de la salud física sino también a la prevención de la salud psicosocial de los trabajadores”. En este punto nos detenemos, en el gran problema de los entornos saludables en el trabajo: el estrés. No siempre se puede pero a veces con algún remedio que otro se puede evitar o por lo menos disminuir el estrés.

Es muy importante que los adultos puedan ganar la batalla a este mal del siglo XXI que es el estrés, como dice la coach Gemma Sala solo se puede llegar a combatir “utilizando un ejercicio o una técnica de relajación consciente. Por ejemplo puedes practicar yoga, que te ayudará a relajarte. Solamente así lograremos que nuestro organismo se relaje nuevamente”. Así que siguiendo sus consejos para terminar te recomiendo que pares y respires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *