Efectos perjudiciales del sol en los ojos

Efectos perjudiciales del sol en los ojos

En algunas épocas del año más y en otras menos, pero lo cierto es que nuestros ojos sufren a diario el contacto directo con los rayos ultravioletas proyectados por el sol, lo cual resulta muy dañino para estos.

Sobre todo en los meses de verano, cuando los rayos del sol son más fuertes, nuestros ojos pueden sufrir:

  • Quemaduras oculares: La exposición continua a los rayos solares, ya sea de forma directa o de una forma indirecta (cómo por ejemplo el reflejo de la luz en agua o hielo) hace que los ojos sufran quemaduras que produce enrojecimiento, lagrimeo, dolor, visión borrosa y una extraña sensación de notar como si se tuviera arena en los ojos.
  • Oftalmia: La exposición excesiva, sin ninguna protección, produce una inflamación que causa mucho dolor en los ojos, conocida como oftalmia. Si esta es producida por el reflejo del sol en la nieve resulta todavía más doloroso.
  • Pterigión: Hay personas a las que les puede crecer excesivo tejido sobre la córneo, lo que produce una extraña sensación en el ojo acompañado de lagrimeo y enrojecimiento.
  • Cataratas: Las cataratas también pueden salir debido a la exposición directa con el sol. Según los estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) más del 20% de los casos de cataratas apareen debido a la exposición directa a las radiaciones del sol.
  • Tumores: No se puede permitir que los ojos estén en contacto directo con la radiación de los rayos ultravioleta del sol, porque eso podría producir tumores.

Así pues, ¿cómo se puede evitar padecer alguno de estas enfermedades? Evitar estar en contacto con el sol es imposible, sobre todo si hay que moverse en espacios muy abiertos, pero puede:

  • Usar una gorra: La gorra te ayudará a proteger a tus de que los rayos del sol le den directamente, además de a tu cabeza, que aunque esté protegida por el cabello no está fuera de peligro con la radiación solar.
  • Utilizar unas gafas de sol adecuadas: No compres unas gafas cualquiera. Piensa que debes proteger tus ojos de la radiación solar. Así que busca unas gafas que tengan un efecto espejo para que la luz no penetre a través de los cristales tintados, como por ejemplo las de la marca Meller.
  • Busca en todo momento zonas de sombra: Siempre que puedas muévete por zonas muy bien sombreadas.
  • No mires directamente a la nieve o el agua: Cuando haya mucho sol nunca mires directamente a la nieve o a una zona de agua donde este se refleje, porque eso te dañará severamente la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *