Descubre las extensiones naturales de clip

Existen dos clases de extensiones de clip:

En principio, te comentamos que estas extensiones naturales se adosan con sencillos clips a tu propio cabello desde la raíz, de modo que se confunden a la perfección con tu propia cabellera.

Extensiones de cortina de pelo: se trata de una cortina de cabello natural a la que deberás adjuntarle los clips (los vendedores te proveerán de ellos, no te preocupes) y darle forma de acuerdo al diámetro de tu cabeza para, finalmente, añadirla entremezclándola en tu cabello.

Extensiones de clip preparadas: en este caso, nos referimos a mechones de cabello natural que ya poseen sus correspondientes clips y están recortados y listos para añadirlos en tu pelo.

¿Cómo se utilizan las extensiones naturales de clip?

Esta clase de complementos para el cabello no causan daño alguno al cuero cabelludo y tampoco tienen demasiadas restricciones en cuanto a su uso; puedes utilizarlas todos los días y también quitártelas sin problemas para dormir.

Su cuidado es sumamente simple: solo debes lavarlas con champú y con agua tibia y, del mismo modo en que lo haces con tu cabello, darles un toque de acondicionador y un nuevo enjuague; quedarán perfectas.

Además, este tipo de extensiones confeccionadas con cabello natural pueden recibir diversos tratamientos y lograr idénticos y satisfactorios resultados; entre ellos, tinturas, alisados, permanentes y baños de crema.

Para darte cuenta de si tus extensiones son de verdadero cabello natural, ponlas a contraluz y observa su brillo; si este es demasiado exagerado, es porque se trata de cabello sintético. También puedes descubrir la diferencia a través del tacto: si al dejar correr un pelo entre tus dedos logras realizar este procedimiento de una forma muy veloz, es muy probable que se trate de un cabello plástico.