¿Cuáles son los hábitos para una buena digestión?

¿Todos los días notas pesadez de estómago? ¿Cuándo te vas a dormir padeces de dolor abdominal? ¿Quizás regurgitación o náuseas? ¿Todo lo que tomas te sienta mal? Eso es porque no llevas unos buenos hábitos para una buena digestión.

Deberías seguir estos consejos

Llevar una buena alimentación puede ser fácil, pero coger unos buenos hábitos para una buena digestión es más complicado, especialmente por la vida tan ajetreada que lleva el ser humano moderno.

¿Te gustaría lograr que todo lo que comas te siente bien y no tengas problemas digestivos? Esto es lo que tendrías que hacer:

  • Masticar bien la comida: Entre las principales causas de una mala digestión se encuentra la de masticar mal la comida. Tienes que masticarla bien para que tu aparato digestivo no tenga tantos problemas para digerirla, comiendo en pequeñas porciones lo que estés tomando. Así te sentará mejor y te será más fácil de digerir.
  • Come en la posición adecuada: La postura con la que estés comiendo es importante. Cuando estás sentado en la silla, no debes arquearte ni doblarte mientras masticas, porque eso hace que la comida no baje como es debido por tu aparato digestivo. Es posible que seas de los que prefieren comer en el sofá. ¿Es eso malo? Según algunos sí, pero lo cierto es que puede ser uno de los mejores lugares dónde comer, ya que el cuerpo está descansado y tranquilo. Además, si usas una bandeja o poner una mesita delante del sofá, comerás cómodo y bien.
  • Debes comer a tus horas: El desajuste horario a la hora de comer daña a tu sistema digestivo mucho más de lo que puedas imaginar. Establece un horario de comida que puedas seguir todos los días, y así tu aparato digestivo sabrá en que momento debe ponerse a trabajar.
  • Ten cuidado con los líquidos: Son muchas las batallas que hay por esclarecer si es bueno o no beber mientras se come. Es un hábito que tiene el ser humano, pero que según muchos perjudica a la hora de hacer la digestión, sobre todo en bebidas como el vino o la cerveza que son absorbidos por los alimentos que previamente te has tomado.
  • Tras comer, camina un poco: No existe mejor forma de ayudar a que el cuerpo haga la digestión que caminar un poco tras haber comido. Un pequeño paseo de media hora te ayudará a bajar la comida y a sentir el cuerpo menos pesado, además de ser muy bueno para tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *