¿Cuáles son las causas de la hipertensión ocular?

El exceso de presión en el ojo, conocido en medicina como hipertensión ocular, se produce o bien cuando hay acumulación del líquido claro conocido como humor acuoso en el ojo o bien cuando este fluido no se drena correctamente.  Pero, ¿cuáles son las causas de la hipertensión ocular? ¿Conoces algún tratamiento hipertensión ocular? En Vivirsanos.com vamos a explicarte por qué se produce esta afección y cómo puedes diagnosticarla y tratarla.

Causas de la hipertensión ocular

Los niveles de presión intraocular (PIO) en el ojo deben oscilar entre los 11 y los 21 mililitros de mercurio (mmHg) y cuando estos están por encima dan lugar a la hipertensión ocular. Se produce generalmente en personas con antecedentes familiares, con diabetes o con elevados niveles de miopía. Asimismo, aquellos que tienen más de 40 años tienen más posibilidades de sufrirla.

La hipertensión ocular no presenta síntomas o señales y, por lo tanto, la única solución para saber si se sufre esta afección es someterse a exámenes oculares periódicos con un oftalmólogo, este determinará si se padece o no.

Cómo diagnosticar la hipertensión ocular

El oftalmólogo es el único que puede corroborar si tus niveles de líquido de humor acuoso son correctos y para ello puede someterte a diversas pruebas:

  • Tonometría: el especialista anestesia el ojo y mide con un tonómetro cómo la córnea resiste la presión.
  • Oftalmoscopia: las pupilas son dilatadas con gotas para los ojos y esto permite al médico observar si hay daños en el ojo.
  • Paquimetría: el espesor de la córnea puede ayudar a determinar si la presión ocular es alta y, gracias a una sonda llamada paquímetro colocada suavemente sobre la parte frontal del ojo, se puede determinar si la densidad de la córnea es la correcta o no.
  • Gonioscopía: gracias a una lente de espejo el oftalmólogo puede ver el ángulo de drenaje del ojo y determinar así si se sufre o no glaucoma, una enfermedad neurodegenerativa cuyo principal factor de riesgo es la hipertensión ocular.
  • Prueba de campo visual: el glaucoma, a diferencia de la hipertensión ocular, sí puede provocar diferentes síntomas, como por ejemplo, la pérdida de campo visual. Gracias a esta prueba se puede identificar si el ojo tiene puntos ciegos en la visión y, por lo tanto, padece glaucoma.

Así pues, ya hemos explicado que la hipertensión ocular no tiene síntomas y que solo se puede diagnosticar mediante examen, pero no ocurre lo mismo con el glaucoma que puede provocar, además de pérdida de visión, enrojecimiento del ojo, dolor de cabeza e incluso vómitos. Esta enfermedad es la principal causa de ceguera no reversible en el mundo y un tratamiento oportuno puede evitar hasta el 90% de casos ceguera derivados de esta enfermedad.

diagnostico de la hipertension ocular

Tratamiento de hipertensión ocular

Según el caso que sufra cada paciente, el médico determinará qué procedimiento seguir. Es posible que el doctor controle los niveles a través de varios exámenes pero, si la hipertensión es muy elevada, puede ser necesario el uso de medicamentos. Existen gotas para los ojos que ayudan a reducir la presión ocular pero es importante que el uso de las mismas vaya acompañado de un régimen correcto. Si, por el contrario, la hipertensión ocular está tan avanzada que ya se han manifestado los síntomas de glaucoma, el médico determinará qué hacer y podría combinarlo incluso con remedios caseros para el glaucoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *