Crea tus extensiones grises sin salir de casa

Preparativos para aplicar las extensiones

Antes de empezar hay que saber que ya existen extensiones de este color, pero si prefieres hacer tus propias extensiones plateadas o grises puedes hacerlo, solo deberás contar con unas extensiones rubias preferiblemente lo más claro posible, además de un shampoo matizante, un poco de acondicionador, guantes, agua, brocha para tinte y un envase para mezclar.

Una vez que tengas todo lo necesario para poder aplicar las extensiones que deseas, deberás proceder con el paso inicial.

Iniciando el proceso de las extensiones grises caseras

Comenzaremos tomando un envase y mezclando el acondicionador, aplicamos un poco de shampoo matizante revolviendo hasta que se vuelva uniforme.

Agrega un poco de agua a la mezcla y sumergimos una de las extensiones en el envase, tratando que se aplique en toda la superficie.

Luego quitamos el exceso y dejaremos reposar la extensión por alrededor de 1 minuto para finalmente enjuagar con agua y colgar la extensión para que se seque. Repetiremos esta acción con todas las extensiones

Podrás notar cuando se sequen las extensiones que cuentan con un tono lila o morado claro, esto es normal. Con los lavados bajara un poco el tono, pero sin embargo puedes volver a repetir el proceso unas cuantas veces, tal vez 3 sesiones, para que las extensiones se vuelvan más plateadas.

Por otro lado si quieres un tono de un gris más puro puedes usar un tinte de tono gris o plata en vez del shampoo matizante, aunque deberás contar con un peróxido de número 10. Deberás teñir las extensiones de manera normal, con el mismo proceso que lo harías con tu cabello.

Como ves, estos son unos sencillos pasos para poder obtener unas extensiones grises que te darán un look muy elegante y estilizado. Atrévete a lucir unas extensiones de color gris en tu peinado.