Cómo hacer mechas californianas en casa paso a paso

Elegir el color de unas mechas de tipo californianas

Ojalá fuera sólo una cuestión de preferencias, pero no es así. Habrá colores que te llamen mucho la atención pero tal vez no sean los que mejor se adapten a ti. ¿Quieres saber cuáles funcionan mejor con tu tono de piel? Éste es un esquema sencillo que nunca falla: los colores rojos, rosas, morados, violetas, miel, dorados, castaños claros, rubios, plateados, colores vivos y tonos oscuros.

Rojos, rosas, morados, violetas: son los más apropiados para las chicas de piel oscura. Realzan sus facciones y le dan luminosidad al rostro.

Miel, dorados, castaños claros: para mujeres de piel oscura o bronceada. Harán que sus melenas brillen con mucha naturalidad.

Rubios, plateados, colores vivos y tonos oscuros: las chicas con piel clara tienen la ventaja de que prácticamente cualquier color les queda bien, así que es más una cuestión de cómo se combinen las diferentes tonalidades.

Cabello con tono degradado sin salir de casa

Con un poco de práctica puedes hacerte unas mechas californianas en casa con resultados muy profesionales.

Los polvos decolorantes, la crema reveladora y los aclarantes son los elementos que necesitarás a la hora de hacer las mechas. Dividir en secciones más pequeñas el cabello, considerando siempre a qué altura quieres que comience la mecha y luego debes esperar alrededor de 35 o 45 minutos

Habilita una zona de casa en la que puedas trabajar con comodidad y haz la mezcla de productos: polvos decolorantes, crema reveladora y aclarante, tal como se indicará en las instrucciones del producto.

Reparte el peso del pelo en dos secciones, y divide estas en secciones más pequeñas, como cuando lo peinas con plancha.

Decide a qué altura quieres que comience la mecha y aplica la mezcla desde ahí hacia la punta con ayuda de las brochas. Con papel de aluminio puedes ir separando los mechones de pelo que ya están hechos.

Repite el proceso con todas las particiones de cabello y espera alrededor de 35 o 45 minutos antes de lavar la melena. ¡Y no olvides usar los guantes!