Cómo cuidar las extensiones onduladas

Lavado y peinado de las extensiones

Siempre que queráis lavar vuestro cabello junto con las extensiones o las extensiones por separado, deberéis, primero, cepillarlas muy bien y con cuidado utilizando los dedos o con un peine de dientes anchos específico para extensiones onduladas para no dañarlas. Además, deberéis utilizar un cepillo de púas suaves, acondicionares y champús de buena calidad para mantener las extensiones en tan buen estado como vuestro pelo.

En el caso de querer lavar las extensiones, se recomienda lavarlas y acondicionarlas cada una o dos semanas.

Trucos para cuidar las extensiones en cualquier situación

Como ocurre con cualquier extensión, ya sea ondulada o lisa, se debe evitar usar fuentes de calor sobre ellas: tenacillas, planchas, etc., para no dañarlas. Incluso se recomienda secarlas al aire para no quemarlas debido a la incidencia del aire caliente del secador.

Si eres una aficionada, es conveniente recoger las extensiones junto con tu cabello en una trenza. Si vas a acudir a la piscina, debes cubrir tu cabello con un gorro de baño para que no se quemen las extensiones con el cloro.

Por otra parte si el cabello es auténtico, puedes hacer con tus extensiones lo que te plazca, ya que están perfectamente creadas para que puedas jugar y peinar de la manera que quieras. Siempre es importante utilizar productos de alta gama, sobre todo champús sin sulfatos y acondicionadores ricos en hidratantes y aceites como el argán. Todo esto con la finalidad de prolongar la vida útil de tu nuevo cabello ondulado.