¿Cómo alisar extensiones rizadas?

Un cambio oportuno

Si te has cansado de esas terminaciones rizadas y buscas un nuevo peinado, puedes alisar tus extensiones. Para ello, es importante, en primer lugar, contar con una plancha de pelo de calidad, es importante que sea de cerámica o de alguna mejor tecnología, ya que, así evitaras que el cabello se estropee y sufra daños a causa del calor.

Si tienes extensiones con clip, será mucho más cómodo para realizar este trabajo que quites la extensión para poder manipularla cómodamente. Si cuentas con una pegada, también puedes hacerlo pero has de tener un poco más de paciencia.

Para alisar, en primer lugar, debes proceder a desenredar completamente el cabello de la extensión. Además de ello, será necesario que la misma esté absolutamente limpia para el momento de trabajo. Luego, será el momento de comenzar a planchar a temperatura baja y realizar muchas pasadas. Una vez realizado esto, se recomienda subir el calor y efectuar un nuevo planchado, de forma lenta hasta conseguir el resultado buscado.

Dependiendo de la calidad del rizo y de la extensión, esta operación deberá repetirse varias veces en distintos momentos del mes hasta lograr un alisado definitivo.

Ocasiones para utilizar extensiones rizadas 

Actualmente los cambios constantes de look son parte del estilo de vida. Inspiradas por distintas famosas, muchas mujeres optan por mostrar una larga cabellera imitando a chicas de portada. Cualquier momento es propicio para presumir de un cabello con volumen y unos rizos perfectos.

Las ocasiones de uso no son especificas, siempre y cuando tengas unas extensiones de calidad, todas las miradas se posarán en tu melena. Sólo es necesario un cuidado continuo, ir al salón de belleza regularmente, donde especialistas en el área harán magia con ellas y te darán “tips” para su mantenimiento.