9 granos que puedes comer si tienes alergia al trigo

9 granos que puedes comer si tienes alergia al trigoEs posible que hayas nacido con alergia al trigo, y ello te limite a la hora de comer ciertos alimentos.

Sin embargo, no tienes de que preocuparte, ya que existen otra serie de granos que puedes comer si tienes alergia al trigo y que aportarán a tu organismo una amplia variedad de proteínas y nutrientes.

9 granos que puedes comer si tienes alergia al trigo

  1. Amaranto: Característico en países de América Central, es un tipo de grano que triplica en calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y vitamina C al trigo. Además, es un grano libre de gluten y ayuda a reducir el colesterol.
  2. Alforfón: Su forma recuerda a las semillas del árbol de haya. Es un grano rico en zinc, cobre y manganeso, el cual facilita la absorción de los nutrientes.
  3. Avena: No dudes del poder de la avena, que además de ser muy rica en fibra, también lo es en vitaminas, y mucho más fuerte que el trigo a la hora de dar beneficios a tu cuerpo.
  4. Harina de maíz: Es un producto libre de trigo, pero tienes que comprarlo en tiendas naturales, ya que puede que se haya contaminado durante el proceso de producción.
  5. Mijo: Su sabor recuerda un poco al cuscús por su sabor a nuez, y puedes usarla en cualquier tipo de receta en lugar de la harina de trigo o de arroz.
  6. Quinoa: Un alimento que se ha vuelto muy popular por las vitaminas y minerales que aporta al organismo. Para evitar usar trigo, puedes usar este producto en sopas, guarniciones, guisos…
  7. Sorgo: Es un tipo de grano que es especialmente rico en hierro y en fósforo, muy utilizado en comidas que se preparan en hornos. Además, viene bien para los celíacos, pues es un grano libre de gluten.
  8. Teff: No es un tipo de grano muy conocido, aunque si en Etiopia, pero cada vez va ganando más espacio en el mundo. Es la región es el que más se utiliza para preparar el pan y otros platos, además, también está libre de gluten.
  9. Arroz salvaje: El tan conocido arroz salvaje es muy rico en fibra, manganeso, magnesio y vitaminas, sobre todo el grupo B. Puede cocinarse igual que el arroz convencional sin ningún problema.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *