5 cosas que aumentan tu apetito

5 cosas que aumentan tu apetitoHabrá momento al cabo del día en los que notes que tienes un apetito voraz, y seguro que más de una vez te preguntas, ¿cómo es posible si acabo de comer algo? Pues aunque no lo parezca, todo tiene su explicación…

En este artículo te hablaremos de 5 causas que te pueden provocar apetito y seguro que te acabarás sorprendiendo de cuáles son las causas de que de pronto tengas tanta hambre.

5 cosas que aumentan tu apetito

  1. Aire acondicionado: Una de las principales causas de apetito es el aire acondicionado. Muchos en verano consiguen bajar de peso porque la comida es más ligera, pero a los que usan a diario el aire acondicionado pasará lo contrario. Nuestro cuerpo mantiene una temperatura que se ve alterada por el aire acondicionado o por el entorno. Al tener más frío, necesitaremos más energía para entrar en calor, lo cual provocará que tengas más hambre.
  2. Medicamentos: El mismo modo que algunos medicamentos pueden provocar inapetencia, otros pueden provocar una continua sensación de hambre en el estómago a causa de sus efectos secundarios. Este es el caso, por ejemplo, de los antidepresivos o algunos suplementos que aportan “vitaminas” al organismo. Antes de tomarse nada, lo mejor es informarse sobre los efectos secundarios de lo que se va a tomar.
  3. Actividad física: Si se piensa bien, es algo normal que si realizas una actividad física vayas teniendo cada vez más hambre, porque vas quemando energía y tu cuerpo necesitará recuperarla. Una forma de combatirlo es hidratarse con agua o alguna otra bebida sana. Y no es nada bueno darse un atracón tras hacer mucho ejercicio.
  4. Luz encendida: ¿Te sorprende? Pues parece ser que es verdad. Parece ser que tener la luz encendida por la noche, aunque sea baja, aumenta el apetito. Un estudio así lo demostró, sobre todo en las personas que cenan tarde.
  5. Contaminación: Los productos químicos que tenemos continuamente a nuestro alrededor, como son los pesticidas o el bisfenol A, que se encuentra en los plásticos, alteran nuestras hormonas cuando los tocamos. Esto nos hace tener continuamente una sensación de apetencia continua.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *