4 claves pàra aceptarte a ti mismo y mejorar tu autoestima

“Eres la persona más importante en mi vida”, “No tengo a nadie más importante qué tú” o “Sin ti me moriría”, son frases que habrás leído o escuchado mucho en las novelas y las películas. Pero que no te engañen, la persona más importante que vas a conocer en toda tu vida eres tú mismo y nadie te comprenderá mejor que tú.

¿Buscas un pequeño consejo?

Según pasa el tiempo, el ser humano mantiene diferentes vínculos sociales con diferentes personas. Para ti puede ser tan importante tu esposa, tus hijos como tu perro. Sin embargo, habrá alguien con el que mantengas muchos diálogos interiores: tu interior. Y en ocasiones, este diálogo interior se convierte en culpa, quejas y reproches, lo que disminuye tu felicidad.

Uno no tiene que buscar que otros lo quieran, sino que tiene que quererse así mismo si quiere ser feliz.  El ser humano es un animal que se puede acostumbrar a los cambios gracias al gran potencial de crecimiento personal que posee. No hay que buscar conformarse con lo que uno es, sino que hay que buscar la aceptación de uno mismo del tipo de persona que sea.

Cuando una persona realiza un cambio o es de una determinada forma, generalmente busca la aceptación de los demás, algo muy común en los jóvenes. No obstante, es un gran error. Aprender a aceptarse es básico, y no porque otros te impongan lo que debes ser, sino porque tú quieres ser así porque estás cómodo.

¿Cuáles son las claves para aceptarse así mismo y así aumentar la autoestima?

  1. Aprende a decir que no: Si tú te sientes cómodo como eres, ¿por qué tienes que cambiar? Defiende tus derechos personales frente a aquellos que vulneran tu espacio. Nadie tiene porque decirte con que te vas a sentir más cómodo.
  2. Sal de vez en cuando de tu zona de confort: No es sencillo, pero es algo que tienes que hacer. Fuera de tu zona de confort habrá algo que te dé mucho miedo. Aprende a cómo enfrentarlo para crecer como persona.
  3. Debes ser objetivo contigo mismo: Mira al pasado y analiza tus errores. Debes ser objetivo con este y no juzgar las decisiones del pasado. Ahora tienes una perspectiva diferente a la que tuviste en el pasado. Esas decisiones solo te han otorgado experiencia para tomar mejores decisiones.
  4. Eres el protagonista de tu historia: No vas a encontrar a otra persona en el mundo tan única como tú. Eres el protagonista de tu propia historia, y por ello debes decidir qué rumbo tienes que tomar. No dejes que otros lo hagan por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *