10 mitos de la digestión

10 mitos sobre la digestiónExisten algunos mitos sobre la digestión muy distendidos que se usan para asustar a las personas sobre ciertas cosas, pero, ¿hasta qué punto son verdad estos mitos?

En este artículo hablaremos sobre algunos de los mitos más distendidos sobre la digestión, comprobando si son reales o no.

10 mitos sobre la digestión

  1. Chicle: Algunos dicen que si una persona se traga un chicle, tardarás 7 años en expulsarlo. Esto es algo exagerado, pues si bien es cierto que es posible que el chicle se quede un tiempo en tu estómago, ya que no puede romperlo, pero acabará siendo expulsado con el resto de los alimentos unos días después.
  2. Picante: Se dice que los alimentos picantes pueden producir úlceras estomacales, pero esto en realidad no es así. Las úlceras aparecen por una infección bacteriana provocada por el Helicobacter Pylori, el consumo abusivo del alcohol o por el uso de medicamentos sin control como son las aspirinas, el ibuprofeno o el naproxeno. Pero, una cosa es cierta, las úlceras pueden empeorar si se toman alimentos picantes ya padeciéndola.
  3. Cirrosis: Para evitar que mucha gente beba, se dice que la cirrosis siempre es provocada por el alcoholismo, cuando en verdad no es así. Solo en un 50% de los casos la cirrosis aparece por culpa del organismo.
  4. Diverticulitis: ¿De verdad hay un mayor riesgo de padecer diverticulitis por culpa de las nueces y el maíz? Pues en verdad es al revés, si se consumen nueces o maíz, esto disminuye las probabilidades de contraer la enfermedad.
  5. Gases: Muchos asocian el consumir frijoles con la aparición de gases. Sin embargo, no es así, no es un producto que provoque gases en el organismo, en cambio muchos alimentos que contienen leche sí que los producen debido a la lactosa y a su la dificultad para ser absorbida por el organismo.
  6. Intolerancia a la lactosa: ¿Es cierto que una persona con intolerancia a la lactosa no puede tomar ningún tipo de lácteo? Pues bien, eso en realidad no es verdad, depende del caso de la cada persona. Mientras que hay personas que con probar solo una cucharada de yogurt ya empiezan a sentirse mal, hay otras que son capaces de beberse dos vasos de leche al día y encontrarse bien.
  7. Estreñimiento: “Cuánto más mayor eres, más estreñido estás”, o eso dicen muchos. Pero no es así, el estreñimiento no tiene nada que ver con la edad, sino con los medicamentos que las personas mayores suelen tomar,  que pueden generar este síntoma.
  8. Diarrea: Cuando una persona está estreñida le dicen que tome mucha fibra, pero en cambio, si tiene diarrea no se la aconsejan. En realidad, la fibra también ayuda, pues lo que hace es que se regule el flujo de las heces por el organismo.
  9. Dormir sentado: Algunas personas aseguran que si se duerme sentado se evita los reflujos molestos y la acidez del estómago, pero no hay ninguna prueba de que esto sea verdad, más bien al contrario ya que el hiato se abre por la postura y aunque no suban los ácidos los vapores de estos pueden irritar el esófago.
  10. Celiacos: Un problema muy común en celiacos es que haya inflamación, gases y diarreas… provocadas por su intolerancia al gluten. Eso es cierto, lo que no es cierto es el mito de que si no son atendidos sufren constantemente problemas estomacales. Estp no tiene nada que ver con el gluten, cualquier alérgico que consuma un alimento que le produzca alergia sufrirá las mismas desagradables consecuencias.

Margarita Sánchez

¡Hola! soy +Margarita Sánchez, ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *